Opinión

Pagar y no matar, ingenuo políticamente pero ¿Preferible?

”La búsqueda del poder no siempre es ética. Las elecciones son la idea de la sana democracia, pero pueden ser corrompidas por el dinero o la violencia o ambas. Lo primero ha de considerarse odioso pero es mal menor respecto de la violencia o la procura del poder usando la guerra.” (Twit)

“La juventud no quiere ni llanto ni dolor, ni GUERRA ni temor, la juventud prefiere vivir con el amor” (Charles Aznavour).

PAGAR Y NO MATAR, INGENUO POLÍTICAMENTE PERO ¿PREFERIBLE?

Los acontecimientos políticos mundiales nos muestran mucho de las relaciones interpersonales, las naciones suelen comportarse como personas pues sus políticas externas reflejan los ánimos, conductas, ideologías y hasta los gustos de sus gobernantes.

En Brasil se instaló un ultraderechista que resultó también ser fascista y un armado asesino desalmado. ¿Se veía venir? No sé, pero yo prefiero a un ladrón que a un loco, pues de los primeros se sabe qué esperar y como combatirlo, pero el segundo es impredecible, puede llegar a ser bueno en extremo o malo hasta el exterminio.

Mexico se hizo de un gobierno populista e hipócrita que ensancha los límites de la responsabilidad personal y hasta contrasta a Dios cuando habla de la personal salvación y el libre albedrío. Nada malo ocurre, dice, sin la permisividad o participación de los Presidentes, lo que amén de absurdo quiere dotar de la condición divina a los presientes (omnipresentes y omnipotentes).

En Venezuela, ¡qué triste!, la amada patria de acogida de nuestro padre fundador Juan Pablo Duarte y de nacimiento del mas grande americano de todos los tiempos Simón Bolivar, allí, una claque política que llegó al poder con base en el cuestionamiento de la corrupción y proclamarse antítesis de lo existente como forma de gobierno, ha orquestado la mega corrupción y ha empobrecido esa nación de una forma cataclismica que siquiera los embates de sismos o huracanes pueden igualar.

Inestabilidad política en casi todas las naciones americanas, y el asomo de la posibilidad de conflagraciones. Ay la guerra que casi nunca trae nada bueno. Áres el mitológico hijo de Zeus y Hera parece querer posarse en nuestra America trayendo consigo su caos y desolación.

America se desangra, es su sino y su historia reiterada, duplicada y triplicada y de vuelta al inicio en un constante e interminable círculo de horror y desastre cuya responsabilidad no es exclusiva de los nacionales, pues éstos cuentan con la complicidad de ciertos actores que boicotean y apoyan interventores y financian a feroces criminales y a genocidas implacables que no son malos por tan solo ser socios del superpoder.

Y henos aquí, viviendo nuestra insular vida, observando a distancia segura, salvo la conmoción de nuestros vecinos haitianos, y aspirando a que no se contagien esos males. A cada uno precedió un acontecimiento y aunque tenemos nuestra propia idiosincrasia política, es bueno ver que no se den aquí para no replicar esas nocivas experiencias.

El título y el Twit no parecen guardar relación con lo aquí escrito, eso solo y si lo tomamos demasiado literalmente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba