Sociales

El puente del amor: por qué el cerebro confunde estar excitado con estar enamorado

Cualquiera que se haya enamorado reconoce las sensaciones: el corazón palpita fuertemente y a toda velocidad, la respiración se acelera, las palmas de nuestras manos se humedecen.

Si la presencia de alguien te genera esto, seguramente lo atribuyas a la enorme atracción que sientes por esa persona. Incluso es muy posible que lo llames amor.

Sin embargo, podrías estar muy equivocado o equivocada.

De hecho, quizás lo que realmente estés experimentando es miedo, ansiedad o estrés.

¿Cómo podría confundir emociones tan diferentes?, te preguntarás.

Pues resulta que, como descubrió el psicólogo social Stanley Schachter en la década de 1960, las emociones no son tan espontáneas ni tan claras como uno cree.

Según Schachter, son dos los factores que las determinan: primero hay una excitación psicológica y luego está la etiqueta que le damos a ese sentimiento.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba