Belleza

3 recomendaciones naturales para tonificar tus glúteos

1. Cuidado especial

Para proteger la piel que constituye los glúteos podemos preparar una mascarilla con propiedades propicias para los tejidos de la misma.
Mascarilla de kiwi
El kiwi es un fruto delicioso y saludable. No obstante, en esta ocasión destacaremos sus propiedades nutricionales.

Hablar de este fruto es referirse a uno de los mejores alimentos en cuanto a antioxidantes. Asimismo, su aporte al sistema inmunitario es muy considerable.

Esta fruta nos aporta una cantidad apropiada de nutrientes, vitamina C y antioxidantes, los cuales combaten la acción de los radicales libres, previenen el estrés y retrasan el envejecimiento de las células cutáneas.
Ingredientes
1 kiwi
1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
5 o 6 fresas
Preparación y aplicació
Lavar, pelar y cortar en trozos el kiwi y las fresas.
Depositar las frutas troceadas en la licuadora.
Añadir la cucharada de aceite de oliva.
Procesar durante 2 minutos o hasta cerciorarse de obtener una mezcla homogénea y espesa.
Reservar en un recipiente.
Aplicar la mezcla sobre los glúteos mientras se realiza un masaje en forma de círculos.
Dejar actuar alrededor de 20 minutos. Pasado el tiempo indicado, enjuagar con agua fría.
Se recomienda realizar este procedimiento, al menos, tres veces a la semana.

2. Ejercicio físico

El ejercicio físico no puede dejarse de lado en ninguna ocasión si lo que se busca es obtener grandes beneficios a nivel anatómico.

Esta práctica también es uno de los eslabones para sentar bases para unos hábitos de vida saludables.

En el caso del fortalecimiento de los glúteos se deben llevar a cabo unos ejercicios específicos.

Realizar sentadillas: Es quizá el ejercicio más común. Su eficiencia es óptima si se realizan, al menos, tres veces a la semana.
Ejercicios de resistencia para la zona lumbar: Con estos se pueden ‘matar dos pájaros de un tiro’, ya que se fortalece la espalda baja a la vez que los glúteos.
Subir y bajar escaleras: Quizá el tiempo no alcance para una rutina de ejercicio. En este caso, la actividad física contribuye de buena manera.

Para fortalecer los glúteos se recomienda subir y bajar escaleras regularmente.

3. Alimentación adecuada
Puede ser completamente ilógico buscar el fortalecimiento muscular y no cuidar un aspecto tan importante como la alimentación.

No es necesario ser excesivamente riguroso, pero sí se deben eliminar productos como los alimentos procesados, los embutidos y los que contienen grasas saturadas a niveles exagerados.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba