Sociales

¿Por qué los días 29 de febrero son de mala suerte?

“Año bisiesto, año funesto”, reza un viejo adagio. Y esta idea viene de hace mucho tiempo atrás, al punto que los días 29 de febrero se consideran de mala suerte. ¿Por qué?

En realidad, los años de 366 días (como este 2020) ajustan los relojes astronómicos: cada año regular tiene 365 días con cinco horas, 48 minutos y 45 segundos. Al sumar este excedente de horas, minutos y segundos por cuatro años, el resultado es un nuevo día. Por eso cada cuatro años, febrero tiene un día más, un día 29, algo que se conoce como año bisiesto.

Sin embargo, algunas culturas como la escocesa creen que ese día extra atrae tanta mala suerte como un martes 13. De hecho, los griegos creen que las parejas que se casan en año bisiesto están condenadas a fracasar. Los británicos lo conocen como el Día de los Solteros, y es el único momento en que las mujeres pueden proponerle matrimonio a los hombres.

Curiosamente, algunos hechos históricos fatales han ocurrido en años bisiestos, es decir, años que han tenido días 29 de febrero en su haber. He aquí algunos de ellos:

La llegada de Cristóbal Colón a América, que él creía era India, ocurrió en el año bisiesto de 1504. Cercano a su llegada ocurrió un eclipse lunar, algo que el navegante genovés aprovechó para convencer a los nativos de cooperar con él.

El Titanic se hundió entre el 14 y el 15 de abril del año 1912, año bisiesto. Mahatma Gandhi, el gran pacifista indio, fue asesinado un 30 de enero de 1948, año bisiesto.

Martin Luther King, el pastor y activista por los derechos de los afroamericanos en Estados Unidos, fue asesinado el 4 de abril de 1968, año bisiesto.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba