Opinión

¿Guido Gómez Mazara en el PRM?

Por Rafael A.Escotto

La entrada de Guido Gómez Mazara al Partido Revolucionario Moderno (PRM) me parece una genialidad extraordinaria del expresidente Leonel Fernández y lo hace en un momento espectacular, episódico y sensible de la política electoral dominicana. Es como aquel caballo de Troya llevado dentro de unos gigantescos muros sin saber que en su interior se ocultaban soldados enemigos.

Para comprender la repercución que tendrá la figura polémica de Gómez Mazara dentro del PRM, un político elevado y sagaz a la vez, habría que mirar entre bastidores, como hizo Honoré Balzac de José Fouché, para descubrir verdaderamente el carácter de este politico genéticamente confrontacional.

En pocos dias Guido saldrá en la oscuridad de la noche para permitir la entrada triunfal, según los comentarios, del expresidente Fernández dentro del PRM desplazando a  Lui Abinader en una táctica sin presente en la historؙia política del país.

Guido es un politico lleno de grandes frustraciones. Si bien es cierto que es el político dominicano joven más estudioso de la politica nacional e internacional, no es menos verdadero que refleja trastornos de adapatación propio de los megalomenos. Su coincidencia con Leonel Fernández reside precisamente en que ambos se creen elegidos para una misión especial.

Encontramos tanto en Leonel como en Guido un delirio cósmico de sentirse ser el universo. También sufren la fantasía del que padece de sifomania o delirio de tener una inteligencia superior.

En esta dos personalidades politicas –Leonel-Guido -, encontramos, con algunas diferencias, otra similitud: una compleja inadaptación sociopolítica o sea, incapacidad para adaptarse a una situación determinada, –Leonel no se concibe asimismo viviendo fuera del poder–, desajuste personal, conflicto con el medio, fracaso ante los estímulos sociales y existencia de un comportamiento políticamente inestable.

Al parecer el objetivo de Guido Gómez de entrar al PRM en un momento tan crucial me lleva a Fouché. Guido ni siquiera con Dios se compromete a ser fiel. No sé cómo será su primera noche en el PRM. Habrá que esperar a  que despierte. Creo que cuando se avive mereceria dedicarle a este personaje una página especial.

He venido siguiendo la conducta histórico política confrontacional y desadaptiva de Guido Gómez Mazara. Me da en pensar que este comportamiento es perjudicial para él mismo puesto a que no le ha permitido, a pesar de su talento político,  progresar en ese campo.

 

Parecería que el hábito de confrontar no es por su condición profesional de abogado, sino un estado inconsciente que lo conduce a esa situación. A veces presiento que Guido piensa igual que Leonel Fernández, que su compañeros de partido carecen de formación política verdadera y no están en capacidad de superarlo a él en sus argumentos o dealéctica socrática.

 

Me apresuro a decir, bajo pena de errar, que Guido Gómez Mazara no tiene el genio ni la perspicacia del hombre de Gobierno, como la tiene Leonel Fernández.

 

Ahora bien, ¿por qué se presume que Leonel haya recurrido a Guido en este trayecto político tan especial para el expresidente? ¿No sería tal vez porque Leonel no desea confrontar al liderato del PRM y deja esa tarea al talento de Guido para luego que éste haga la limpieza Leonel asumiría el control total de ese partido sacando a Luis Abinader y a Hipólito Mejia de juego?

 

Explica el periodísta, biógrafo y novelista ausrriaco Stefan Zweig en su obra cumbre Fouché, el hombre tenebroso, algo que me temo sea el papel que más le guste a Gómez Mazara, haberse propuesto: «lo mismo en vida como en la Historia, ser una figura de segundo término, un personaje a quien no le gusta que le observen cara a cara, que le vean el juego. Casi siempre está sumegido en los acontecimientos, dentro de los partidos…activo como el mecanismo de un reloj.»

 

Ahora bien, yéndome al estudio del éxito politico de la figura de Leonel Fernández, me obliga a regresar a Stefan Zweig, cuando dice en la obra citada, algo que advierto en el expresidente y es que las: «figuras superiores, los hombres de puras ideas; la verdadera eficacia está en manos de otros hombres…más hábiles: en la figura de segundo término.»

 

Con la entrada sorpresiva de Guido al PRM el debate político-electoral dominicano se redicaliza. Dice el licenciado en ciencias Jurídicas y militante del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), Alirio Montoya, en un artículo titulado ¿Que significa ser radical?, veámos: «Una persona es radical cuando va a la raíz de los diversos fenómenos, sean estos políticos, sociales o económicos. Es decir, es aquella persona acuciosa que no se va por las ramas, sino, a las raíces del problema.»

 

Leonel Fernández para poder proyectarse como un hombre de grandes éxitos politicos siempre ha apelado a la figura de hombres vehementes, de esencias radicales. El caso de Danilo Medina, un hombre políticamente astuto y ahora recurre a Guido Gómez Mazaraque supera a Leonel por surgir cde un hogar

 

Continua explicando Montoya en su magnifico trabajo, que el radical –del cual está lejos de ser Leonel Fernández: «…es una amenaza para el sistema hegemónico de dominación y de ciertos poderes fácticos.»

 

Por otro lado, el teórico político ruso Vadimir Lenín, refiriéndose al radicalismo dice: “… cuando no hay crítica materialista de las instituciones políticas y no se comprende el carácter de clase del Estado moderno, del radicalismo político al oportunismo político no hay más que un paso.”

 

Y Raúl Alfonsin, expresidente de Argentina, hace un planteamiento interesante sobre el mismo tema: «…el radicalismo se presenta como lo que es: una corriente histórica…que se singulariza por la síntesis afirmativa de las convicciones nacionalistas, populares y democráticas. Nacionalistas, en tanto respeta las autonomías de los pueblos y exige.»

 

El PRM a partir de la juramentación de Guido Gómez Mazara inicia una etapa de combatitividad política, primero a lo interno para tratar de recomponer sus estructuras de pensamiento moderado sacando de acción a algunas figuras elitistas y  otras política e intelectualmente mediocres, luego trabajaría hacia afuera del partido, haciendo reformulaciones o pronunciamientos inteligentes y radicales.

 

A partir de este momento el PLD tendrá obligatoriamente que reagruparse con urgencia alrededor de su mejor estratega politico: Danilo Medina Sánchez. Los individuos dilectantes dentro de ese partido tendrán que ser llevado a un segundo plano puesto a que la discusión política a partir de ahora es para los hombres de mente política superiores.

 

Cabe  traer a este final  una frase que encontré repasando el pensamiento de José Ingenieros,  el autor del El Hombre mediocre, en el cual queda sintetizada la figura política de Danilo Medina por sus cualidades; Leonel Fernández se auxilia, según se cree, sugiriéndole al PRM a Guido Gómez Mazara.

 

Dice el sociólogo, filósofo y médico psiquiatRa italoargentino José Ingenieros lo siguiente: “La genialidad es una coincidencia. Surge como chispa luminosa en el punto donde se encuentran las más excelentes aptitudes de un hombre y la necesidad social de aplicarlas al desempeño de una misión trascendental.”

 

Contrario a mi punto de vista, una distinguida amiga de Gurabo entiende que el expresidente Hipólito Mejia allanó la pista de Gómez Mazara para su aterrizaje en el PRM. ¿Lo habría hecho como buen padre o como jugador de la política?

 

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba