Sociales

La inesperada invitación de la reina Isabel a los duques de Sussex

Tras un tiempo alejados del foco mediático y disfrutando de una tranquila rutina en Vancouver, los duques de Sussex han vuelto a Reino Unido. Un regreso muy esperado en el que se analiza con detalle cada uno de los movimientos que hacen el príncipe Harry y Meghan Markle. No en vano, estos días son los últimos que les veremos al frente de compromisos oficiales. A pesar de que el ‘Megxit’ no se hace efectivo el 31 de marzo, será este lunes cuando se despedirán de las obligaciones reales para comenzar a escribir una nueva etapa. Los padres de Archie Harrison dejarán de ser miembros senior de la Familia Real británica y se volcarán en sus propios proyectos para ser financieramente independientes. Pero hasta que ese decisivo momento llegue, exprimen al máximo su estancia en Londres acudiendo a los actos que tenían previstos y también a otros fuera de agenda. Así, tras disfrutar anoche del Festival de Música de Mountbatten, celebrado en el Royal Albert Hall, este domingo se han reunido con Isabel II, para ir a misa.

sussex-misa-gtresVER GALERÍA

Como cada domingo, la Reina de Inglaterra ha salido de casa para asistir a un servicio religiosa celebrado en la Capilla Real de Todos los Santos en Windsor. Normalmente la monarca va a esta misa acompañada de algunos de sus familiares y en esta ocasión han sido su nieto Harry y la mujer de este quienes han ido con ella, aunque en diferentes coches. Los duques de Sussex, conduciendo su propio todoterreno, han llegado al templo muy sonrientes. A pesar de que las imágenes de ellos son dentro del vehículo, sí se puede ver que para la ocasión Meghan ha apostado por un look negro con detalles blancos en el cuello y un sencillo tocado también color oscuro en su melena suelta. La Reina, por su parte, ha lucido una primaveral chaqueta de tweed azul claro y un sombrero gris.

Una fuente cercana a los Windsor ha hablado con People acerca de este inesperado encuentro público entre Isabel II, Meghan y Harry. “Ha sido un bonito gesto que la Reina les pidiera que fueran a la iglesia. Es revelador en el sentido de que siguen siendo familia y como tal, todos se aman“, ha dicho. Unas palabras parecidas a las que pronunció la soberana tras conocer la intención de los Sussex de emprender una vida lejos de los compromisos de la Corona británica. “Siempre serán miembros muy queridos de mi familia”, dijo a la vez que se mostró “particularmente orgullosa de como Meghan se ha convertido tan rápidamente en miembro de la Familia”. Además, aseguró apoyar y entender la decisión del matrimonio. “Reconozco los desafíos que han experimentado como resultado del intenso escrutinio en los últimos dos años y apoyo su deseo de una vida más independiente”, comentaba.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba