Opinión

Valdez Albizu y los fondos de pensiones

Por: Por Rafael A. Escotto

A Braulio Rodriguez y a Jhonny Guerrero

«Al envejecer uno se siente más contento que en la propia juventud, lo cual no reprenderé porque en todos mis sueños oigo mi juventud como una canción maravillosa que ahora suena más armoniosa de lo que era en realidad y aún más dulce». Hermann Hesse

La oposición encabezada por el doctor Leonel Fernández Reyna, del Partido Fuerza del Pueblo (FP) y sus aliados, están tratando de llevar al país por el camino malo y lo hacen sin reparar en las consecuencias funestas que le causaría a la economía de la nación entregar hasta un 30% de los ahorros de los fondos de pensiones (AFP).

Para que la economía y las finanzas del país no naufraguen y terminen en un desenlace fatal hay que tratar a como dé lugar de preservar esos ahorros y evitar una catástrofe financiera; el Gobierno del presidente Danilo Medina está obligado a desoír las voces sombrías que tratan de producir el hundimiento de la nave nacional.

El rechazo que sugiere el gobernador del Banco Central de la República y presidente de la Junta Monetaria, Lic. Héctor Valdez Albizu, a un intento de modificación de la Ley No. 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social, con la cual se autorizaría a los afiliados a retirar hasta un 30% de sus ahorros, o sea, 173 mil millones de pesos, es acertado, prudente y sabio, pues parando esa reforma se libraría el país y los afiliados de una desgracia financiera con trascendencia social a corto plazo irremediable.

El Lic. Valdez Albizu advierte que aceptar una modificación en este momento tan crucial para la nación no solo sería una monstruosidad, al mismo tiempo se estaría desconociendo cruelmente «las consecuencias negativas y perversas sobre los sectores más vulnerables de la sociedad, la estabilidad y el crecimiento económico». Promover una idea tan aberrante, desafortunada y nefasta habría que calificarla un acto inhumano y, sobre todo, catastrófico.

¿Es un cataclismo social y económico lo que desean causarle al país el partido Fuerza del Pueblo (FP), el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y las demás organizaciones aliadas? ¿O sería que se han vueltos locos y ese estado mental los ha vuelto a todos insensibles o fríos, que no son capaces de ver que una decisión de esa naturaleza económica podría conducir al país a un abismo del cual no podría salir nunca?

Todos estos despropósitos políticos y económicos solo podrían incubarse en mentes de una crueldad humana que con tal de lograr una crisis social, política y financiera en medio de una pandemia que implicaría, como manifestara el señor gobernador del Banco Central, «un aumento desproporcionado de la emisión monetaria de más de un 64% respecto al nivel actual».

Hay políticos que preferirían que se hunda el país al saber que no podrán volver al poder, pero disfrutan cada minuto de tortura y hacen todo cuanto esté a su alcance para tratar de dividir la solidez financiera de una nación que se ha mantenido luchado todos estos años contra la deslealtad y la marea de la intolerancia junto al gobernador del Banco Central por la estabilidad macroeconómica.

¿Es que la oposición piensa que creando en estos instantes una fuerte demanda de bienes y servicios derrocaría el Gobierno y facilitaría su ascenso rápido al poder sin que la recesión creada por ellos mismos no haga ingobernable el país?

Para intentar de responder a los desaciertos promovidos desde los litorales de la oposición donde reside la insensatez el gobernador Valdez Albizu previno que una situación como la que se pretende «generaría un exceso de demanda de bienes y servicios que, en la coyuntura actual, provocaría altos niveles de inflación que reducirían el poder adquisitivo de las personas, deteriorando el valor de sus ingresos y ahorros y por ende su capacidad de consumo, lo que afectaría de manera más perniciosa a los hogares vulnerables y de menores ingresos e incrementaría los niveles de pobreza».

Asumiendo que los partidos de oposición que tienen mayoría en las cámaras de diputados y del senado de la República logren a base de ponerle presión al Gobierno del presidente Danilo Medina para que este refrende la susodicha modificación quienes saldrían perjudicados serían los congresistas que pretenden reelegirse, pues no tendrían recursos para financiar sus respectivas reelecciones, toda vez a que no contarían con los fondos de un Gobierno al que ellos se oponen de manera zoquete.

Pretender gobernar una nación, como desea el PRM y la FP empujando de forma pérfida la entrega de los fondos de la AFP irrespetando la salud económica y financiera de un país sería una locura y, al mismo tiempo, como enjuició recientemente con la seriedad que le caracteriza al Lic. Héctor Valdez Albizu, «estaríamos como nación propiciando convertir una crisis sanitaria de carácter transitorio en una crisis económica y financiera más permanente que requeriría años revertir».

Supongamos que el PRM llegue al poder en esas terribles condiciones económicas y financieras tan infames, situación que no existe en estos precisos momentos a pesar del COVID-19, me pregunto frente a este desbarajuste que está pretendiendo la oposición de hacerse los graciosos al proponer que se le entreguen los fondos de la AFP a los pensionados, ¿cómo cree Luis Abinader que va a gobernar el país, sin experiencia en el manejo de crisis, haciéndole caso a Leonel Fernández, quien torpemente está empeñado en una reforma de la Ley 87-01, cuyos insanos propósitos avala el PRM aprovechando que tienen mayoría en las cámaras legislativas?

La FP y el PRM dan por seguro que si ellos continuan poniéndole presión política el presidente Danilo Medina este sea tan tanto de aceptar la modificación de la Ley No. 87-01 en su Gobierno lo que le daría a la oposición la excusa para culpar al presidente y a Valdez Albizu del desastre financiero que la misma oposicion le podria causar al país al entregar los fondos de pensiones a los trabajadores jubilados .

Hay que ponerle atención a lo que dvierte el gobernador del Banco Central cuando señala: que «un proceso inflacionario crearia mayor incertidumbre en los agentes económicos al traspasar al mercado de divisas a través de un exceso de demanda de moneda extranjera, ocasionando una depreciación desproporcionada del tipo de cambio, generaría fuga de capitales y frenaría la inversión extranjera directa.»

La propuesta del expresidente Fernández, la cual al parecer ha recibido el apoyo imprudente del PRM podria tener los resultados que prevee Valdez Albizu: “un retroceso a un escenario de crisis similar al del año 2003, que generó un costo para el país en torno a un 20% del producto interno bruto”.

Cuando a un pueblo le han dado a tomar algún brebaje que posee componentes herbarios que producen demencia, que a su vez le causaría pérdida de la memoria, acompañada de falta de razonamiento y de juicio, el ser humano que padece estos síntomas se vuelve manejable y actúa como un zombi o un muerto viviente.

Estamos de acuerdo con el criterio del gobernador Valdez Albizu en el sentido de que la «alternativa de que el Banco Central sea garante de un fondo especial con cargo al cual las entidades de intermediación financiera entregarán a los trabajadores el equivalente de hasta el 25% del saldo acumulado en sus cuentas de capitalización individual, ya que medida como esa contradice las disposiciones de la Constitución de la República y de la Ley Monetaria y Financiera No. 183-02».

El gobernador Valdez Albizu reveló que «el Gobierno dominicano ha realizado un esfuerzo fiscal extraordinario, implementando medidas concretas y focalizadas dirigidas a auxiliar a las familias con menores recursos económicos y en apoyo a las empresas y sus empleados».

Consideramos acertadas y altamente precautorias las reflexiones económicas y financieras hechas con la responsabilidad que siempre le ha caracterizado al gobernador del Banco Central, Lic. Héctor Valdez Albizu, cada vez que le ha tocado emitir juicios de esta naturaleza y envergadura donde estaría comprometida la estabilidad bancaria de la nación.

Habia terminado de escribir este articulo cuando apareció una declaración en la prensa escrita en la que el candidato Luis Abinader reculó sobre los fondos de pensiones después que sus asesores reflexionaran sobre las advertencias formuladas contundentemente por el Gobernador del Banco Central Hector Valdez Albizu. Este caso de Abinader me lleva a la historia del reconocido pintor Apeles quien tratando de obtener criticas reales a sus cuadros, vio que uno de lo que hablara tan mal de su pintura era un zapatero y le surge decir: «Zapatero, a tu zapatos.»

Resultaría escabroso pensar que en el país aparezcan políticos que por pretender alcanzar el poder se arriesguen colocar la estabilidad democrática, la paz y la tranquilidad interior y exterior del país, en situaciones de apuros financieros, problemas que hoy no tenemos. Diríamos finalmente: ¡qué manera de acabar con una sociedad!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba