Belleza

5 formas de utilizar el aceite de coco para un cabello saludable

El aceite de coco es un producto de origen vegetal que ha ganado fama en los últimos años gracias a sus aplicaciones medicinales y cosméticas.

Proviene del proceso de prensado de la pulpa del coco, la cual se compone casi en su totalidad de ácidos grasos de cadena media y sustancias antioxidantes.

1. Acondicionador natural
Por su textura, aroma y propiedades, el aceite de coco es una gran alternativa para sustituir los acondicionadores comerciales.

No contiene sustancias químicas agresivas y está lleno de vitaminas, minerales y proteínas que fortalecen las raíces.
Ingredientes
2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Cómo utilizarlo?
La aplicación la puedes hacer durante el lavado habitual del pelo, o bien, como tratamiento profundo en seco.
Toma un par de cucharadas de aceite de coco y frótalo por todo el cabello y cuero cabelludo.
Cúbrelo con un gorro para baño y déjalo actuar durante una hora.
Lava con abundante agua y procede a peinar de inmediato.

2. Tratamiento para estimular el crecimiento

Este ingrediente natural es uno de los mejores aliados para promover el crecimiento saludable del pelo.
Su composición de proteínas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales reparan las fibras dañadas y evitan la caída.
Su ácido láurico penetra en profundidad en el cuero cabelludo y ayuda a que el pelo crezca sin dificultades.
No obstante, para conseguir buenos resultados se recomienda complementar su uso con el consumo de alimentos saludables y agua.
Ingredientes
1 cucharada de aceite de coco (15 g)
6 gotas de vitamina E

¿Cómo utilizarlo?
Combina las gotas de vitamina E con el aceite de coco, caliéntalo un poco y frótalo con suaves masajes circulares por todo el cuero cabelludo.
Humedece también las puntas dañadas y cúbrelo con un gorro.
Déjalo actuar toda la noche y enjuaga.
Úsalo tres veces a la semana.

3. Tratamiento contra la caspa
Las propiedades antimicrobianas y antimicóticas del aceite de coco se han utilizado como solución contra el exceso de caspa y sus síntomas.

Su aplicación calma la irritación, disminuye la descamación y alivia la incómoda sensación de comezón.

Su composición de ácidos grasos detiene la infección por hongos y elimina de raíz este problema.
Ingredientes
2 cucharadas de aceite de coco (30 g)
5 gotas de aceite esencial de árbol de té

¿Cómo utilizarlo?
Combina los aceites esenciales hasta obtener un producto homogéneo.
Aplícalo por todo el cuero cabelludo y el cabello con suaves masajes circulares.
Cúbrelo con un gorro y déjalo actuar durante 20 o 30 minutos.
Enjuaga y repite su aplicación cada tres días.

4. Control del frizz
Para lograr un peinado perfecto e ideal, usa un poco de aceite de coco antes de que el frizz o encrespamiento lo arruine todo.
Este producto protege la melena frente a las agresiones de los elementos de calor y los rayos UV, evitando el maltrato y el debilitamiento.
Como resultado obtendrás un pelo brillante y libre de ese efecto eléctrico que daña tus peinados.
Ingredientes
1 cucharadita de aceite de coco (5 g)

¿Cómo utilizarlo?
Toma la cucharadita de aceite de coco con las palmas de tus manos y frótala con suaves masajes por todo el cabello.
No tienes necesidad de enjugarlo, a menos que te quede sensación grasosa.

5. Tratamiento contra los piojos
La aplicación de este producto sobre el pelo también resulta eficaz contra la invasión de piojos y liendres.
De hecho, hay quienes aseguran que es más efectivo y seguro que muchos de los productos que se prescriben para combatirlos.
Sus propiedades antimicrobianas actúan contra los bichos y alteran el entorno que necesitan para vivir.
Además, el aceite facilita la eliminación de los huevecillos gracias a su textura oleosa.
Ingredientes
1 cucharada de aceite de coco (15 g)
6 gotas de aceite esencial de árbol de té
6 gotas de aceite esencial de anís

¿Cómo utilizarlo?
Combina todos los aceites en un recipiente y aplícalos con suaves masajes circulares por todo el cuero cabelludo.
Cúbrelo con un gorro y deja que actúe durante una hora.
Pasado este tiempo, aplica calor con el secador, o ponte al sol durante 20 minutos más.
Pásate un peine de cerdas finas y enjuaga con abundante agua templada.
Repite el tratamiento tres veces a la semana.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba