Curiosidades

72 horas en el calabozo por ser pelirroja y sospechosa de un rapto que nunca existió

La mujer detenida todavía tiene el susto el cuerpo. La noche del pasado domingo, cuando iba con su novio, la Policía detuvo a M.D.R. porque su descripción coincidía con la de una sospechosa de intento de secuestro.

Según le contaron, días antes, una abuela había presentado una denuncia porque una mujer delgada y pelirroja había intentado secuestrar a su nieto mientras jugaba en un parque de Oviedo.

La abuela había conseguido, según su versión, frustrar el secuestro y la mujer se había evaporado. Así, en un segundo, la joven de 23 años se había convertido en la principal sospechosa simplemente por ser pelirroja y vivir cerca del parque en cuestión.

«Al principio pensé que la situación se resolvería rápidamente, pero me fui preocupando cada vez más según comprobé que se agravaba. Lloré mucho», explica esta mujer, que pasó 72 horas en el calabozo por un secuestro que no había cometido. En realidad, un secuestro que ni siquiera había existido.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba