Editoriales

A una semana de la tragedia

El tiempo corre y pasó una semana desde que ocurrió la terrible explosión en San Cristóbal, la cual dejó, según los números ajustados, 32 muertes.

Toca botar el golpe que provoca un evento de esa índole y ponernos todos a reconstruir la vida de esta ciudad, que quedará marcada por siempre.

La industria de los medios de comunicación puso lo suyo, a través de un maratón benéfico para levantar fondos de ayuda a los afectados, un acto ejemplar que unió el sector a favor de quienes más lo necesitan.

El Estado ha anunciado que dispondrá de las ayudas correspondientes, mientras la solidaridad se ha mostrado a la gente de San Cristóbal en muchos frentes de colaboración.

Tienen las autoridades, igualmente, la responsabilidad de dar explicaciones a las familias de los fallecidos, los heridos y todos los afectados, porque se merecen saber qué ocurrió allí.

Esperamos que la investigación y la colaboración estatal estén a la altura de lo esperado, porque suficiente ha sido vivir esta desgracia, por lo que tener que tragar amargo con una respuesta gubernamental insuficiente no será tolerado.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba