Editorial

Acción contra crisis climática

Durante la reciente plataforma “Cumbre Mundial del Clima” celebrada en Madrid, España, se estableció que la  crisis climática constituye una seria amenaza contra la humanidad, por lo que se requieren  acciones pragmáticas para salvar al globo terráqueo.

Es preocupante que los delegados de los 200 países asistentes al encuentro, no acordaran programas viables y  políticas eficaces para encarar con responsabilidad los altos niveles de contaminación, calentamiento global, destrucción de la flora y la fauna y el deterioro medioambiental.

Incluso se ha ignorado el Acuerdo de París, el cual fue suscrito por 195 países el 12 de diciembre de 2015, en el cual se trazaron pautas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la mitigación y adaptación de los ecosistemas a efectos del calentamiento global.

Quienes están  en el poder deben poner atención al  llamado del secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, quien sugirió que en vez de discursos se deben movilizar los estados para salvar la tierra y superar la emergencia climática actual.

Frente a esta dramática realidad, la Organización Meteorológica Mundial planteó lo siguiente: “este 2019 pone fin a una oscura década en la crisis climática en la que está inmerso el planeta por la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, según la mayoría de los científicos”.

Además, conforme a la entidad, “el 2019 cierra una década de calor global excepcional, pérdida de hielo y récord de aumento del nivel del mar impulsados por los gases de efecto invernadero que expulsan las actividades humanas”.

Se ha postergado para el próximo año, en el contexto de la conferencia internacional de Glasgow,  la revisión de las iniciativas que se emprenderán en procura de disminuir los gases y combatir la crisis climática, lo que genera desesperación porque no se puede perder tiempo en la lucha urgente contra  la crisis climática que atrapa al planeta.

Para frenar el calentamiento global, la polución de los espacios, el destrozo de los bosques, la extinción de las venas acuíferas y el deterioro del planeta, es imprescindible que quienes conducen los estados, en especial los de las naciones más poderosas,  actúen con responsabilidad por la salvación de la humanidad.

Ante la gravedad de la problemática,  un  reporte periodístico divulgado por la agencia española de  prensa EFE, fechado en Estocolmo, recoge análisis de estudiosos de la situación climática que plantea: “Varios premios Nobel de disciplinas científicas destacaron que este es el momento para hacer frente a la crisis climática, lo cual requerirá de un cambio de mentalidad, pero que también será necesario pragmatismo, pues el ser humano no está llamado a vivir fuera de Tierra”.

Se trata de científicos de  Física, Química y Economía, por tanto, son voces autorizadas que deben ser escuchadas, debido a que sus propuestas deben efectuarse con urgencia, si es que se quiere preservar a la humanidad.

Las acciones contra el cambio climático deben sustentarse en la modificación del comportamiento del hombre y los estados, actitud que requiere de conciencia para trabajar por la recuperación, preservación y conservación del planeta.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba