Sociales

Adele arremetió contra un espectador que gritó un comentario homofóbico durante su concierto: “No seas ridículo”

La cantante británica Adele interrumpió su concierto en Las Vegas el pasado sábado para confrontar a un hombre que lanzó un comentario homofóbico desde la audiencia. Según un video compartido en redes sociales y confirmado por varias fuentes, un espectador gritó “Pride sucks”, que en español quiere decir: “¡El orgullo apesta!”.

Mientras la ganadora del Grammy cantaba desde el escenario e interactuaba con el público, se hizo evidente una molestia entre los miembros de la audiencia que no pasó desapercibida ante los oídos de la artista. La fecha del concierto coincidía con el primer día del Mes del Orgullo, una celebración anual de la comunidad LGBTQ.

Ante el ofensivo comentario, Adele respondió inmediatamente: “¿Qué fue eso? ¿Acabas de decir ‘El orgullo apesta’?”. La cantante, visiblemente molesta, añadió: “¿Viniste a mi maldito show solo para decir que el orgullo apesta? ¿Eres estúpido? No seas tan ridículo”.

La cantante, conocida por su postura a favor de los derechos LGBTQ y de las mujeres, continuó: “Si no tienes nada agradable que decir, cállate, ¿de acuerdo?”. La reacción de la británica fue recibida con fuertes aplausos y ovaciones por parte del resto de los asistentes.

Adele ha sido una firme defensora de estos derechos a lo largo de su carrera. En diciembre del año pasado, la cantante fue honrada con el Sherry Lansing Leadership Award en el evento anual Women in Entertainment de The Hollywood Reporter.

En una entrevista con la publicación, habló sobre su trabajo de caridad, revelando que prefiere realizar estas actividades de manera anónima. “Tampoco quiero que las personas a las que estoy tratando de ayudar cuestionen por qué lo hago”, dijo Adele a THR.

“No quiero que piensen que lo hago porque me hace ver bien o mi autenticidad cuando llega el momento. Y ciertamente no querría que alguna vez sintieran que los estoy usando o algo por el estilo. Es una pasión que tengo. Pero es algo que realmente quiero empezar a hacer, mi fase de filantropía. Definitivamente quiero empezar en casa, primero”.

El incidente no ha afectado la continuidad de su residencia en Las Vegas, titulada “Weekends With Adele”, que se extenderá hasta noviembre. La serie de conciertos ha recibido críticas positivas y ha sido un éxito de taquilla, consolidando aún más la ya estelar carrera de la cantante.

Adele ha sido celebrada no solo por su poderosa voz y letras emotivas, sino también por su firme postura en temas sociales y su disposición para hablar abiertamente sobre injusticias. Este incidente es un ejemplo más de cómo la cantante utiliza su plataforma para abordar y condenar comportamientos intolerantes.

La artista había pospuesto su gira en Las Vegas a finales de febrero debido a problemas de salud. A través de sus redes sociales, anunció que su estado se deterioró durante el descanso entre shows, impidiéndole recuperarse por completo.

Aunque no especificó la enfermedad, mencionó que afectaba su voz y que, por órdenes médicas, estaba obligada a tomarse un buen descanso y volver con renovadas energías. De tal manera, las fechas que estaban programadas para marzo se pospusieron con la cantante pidiendo disculpas a sus fanáticos, expresando también su gran tristeza por la situación.

El anuncio generó una amplia reacción de apoyo de seguidores que deseaban su pronta recuperación, aunque también hubo expresiones de frustración por los inconvenientes causados. Esta no es la primera vez que Adele enfrenta dificultades con esta residencia, ya que previamente hubo retrasos en su inicio debido a complicaciones en la producción y casos de COVID-19.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba