Opinión

Administración Pública y elementos

Moisés Estévez

(I)

Existen varios conceptos de Administración Pública. En su origen, la palabra administrar proviene del latín “ad-ministrare”, “ad” (ir, hacia) y “ministrare” (“servir”, “cuidar”) y tiene relación con la actividad de los ministros romanos en la antigüedad. De las raíces greco latinas como “Polis” y “Politeia”, la administración pública está caracterizada por atributos propiamente estatales. Por lo que la administración pública es una cualidad única del Estado. Para Gabino Fraga, “la Administración Pública desde el punto de vista formal, es el organismo público que ha recibido del poder político la competencia y los medios necesarios para la satisfacción de los intereses generales. Y desde el punto de vista material, es la actividad de este organismo considerando sus sistemas de gestión y de existencia propia tanto sus relaciones con otros organismos semejantes como con los particulares para asegurar la ejecución de su misión”.

Por otra parte, en algunos países como en el caso de Ecuador, su Constitución Política, en el Capítulo Séptimo acerca de la Administración Pública, en su Artículo 227, manifiesta: “La administración pública constituye un servicio a la colectividad que se rige por los principios de eficacia, eficiencia, calidad, jerarquía, desconcentración, descentralización, coordinación, participación, planificación, transparencia y evaluación”. Para un correcto funcionamiento de la Administración Pública se requieren los siguientes elementos:

1. Talento humano. Con sistemas de reclutamiento objetivos, basados en ciertos méritos, o bien superando unas pruebas. Así da lugar a la existencia de un personal que se puede clasificar como funcionario, personal laboral o personal administrativo. De esto se encargan los expertos en talento humano, normalmente politólogos administrativistas.

2. Medios económicos. Los mismos que provienen de los presupuestos anuales que el Estado formula y asigna a sus diferentes organismos.

3. Organización, ordenación racional de los medios. De ahí que existan principios de coordinación, concentración, desconcentración, descentralización, entre otros. De esto se encargan los administrativistas.

4. Fines. Normalmente el fin de toda Administración Pública es el interés público, pero existen otros principios de la entidad administrativa. Dichos fines, deben de ser evaluados; de esto se encargan los expertos en políticas públicas.

5. Actuación. Amparada en la legalidad, dentro de las competencias de los organismos actuantes. De esto se encargan los auditores de gestión.
La referida Constitución, en su Artículo 225, establece que el Sector Público comprende: “1. Los organismos y dependencias de las funciones Ejecutiva, Legislativa, Judicial, Electoral y de Transparencia y Control Social. 2. Las entidades que integran el régimen autónomo descentralizado. 3. Los organismos y entidades creados por la Constitución o la ley para el ejercicio de la potestad estatal, para la prestación de servicios públicos o para desarrollar actividades económicas asumidas por el Estado. 4. Las personas jurídicas creadas por acto normativo de los gobiernos autónomos descentralizados para la prestación de servicios públicos”.

La Administración Pública es indispensable para el buen funcionamiento del Estado, su estructura es la base de su desarrollo socio económico, se apoya en los diferentes organismos del sector público que con base a su misión y visión, deben ofrecer a la sociedad servicios de calidad con eficiencia, eficacia y efectividad. Con una adecuada Administración Pública, el Estado optimiza los recursos que son asignados a cada organismo estatal y lo más importante, contribuye con su accionar al bienestar común mejorando la calidad de vida y generando empleo. Por lo cual, la Administración Pública podría entenderse, como un proceso mediante el cual, se busca satisfacer las necesidades de la población, amparadas en la formulación de objetivos y metas, cuya finalidad sea, lograr eficiencia, eficacia y calidad de acuerdo a lo establecido en la normativa.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba