Editoriales

Agilizar el Congreso

La recién reformada Ley de Aviación de la República Dominicana dejó más que claro que, cuando se quiere, el Congreso dominicano puede ser extremadamente efectivo.

Los Estados Unidos plantearon la posibilidad de que se sancionara el país y se perdiera calificación si no se adecuaba dicha legislatura a lo que mandan los nuevos tiempos.

Apenas se necesitaron treinta días para lograr esos cambios que se necesitaban.

Sería justo que ese tipo de agilidad y eficiencia se aplique a decenas de otros proyectos que se encuentran estancados ya sea en el Senado o en la Cámara de Diputados.

Para ejemplo tenemos el Código Penal, con casi dos décadas dando vueltas en el Congreso; o la reforma a la ley de Seguridad Social; la ley de Alquileres, entre otras.

Ya contamos con un voluminoso Congreso, con una cantidad exorbitante de178 diputados y 32 senadores, lo mínimo que podemos esperar es que a estos se les pase balance y se exija un rendimiento para acelerar y resolver los problemas legislativos pendientes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba