Opinión

Ajo y Cebolla: No es lo mismo llamar al diablo…

No es lo mismo llamar al diablo…

Dicen que no es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar. Pero si perdemos el juicio, nos pasamos de contentos y dizque para celebrar Navidad nos metemos a beber y rumbear en comilonas y fiestas masivas, sin control ni reglas, peso a morisqueta que no solo veremos al demonio llegar, sino que sabremos en carne propia si es verdad que el gas pela. ¡Estamos clarísimo, eh! Sabemos que el Gobierno, para evitar el costo político, no quiere que la gente haga bembita con eso de que le limiten sus fiestas, pero también sabemos que casi la totalidad de los dominicanos perdió miedo al coronavirus y que si respeta un poco el toque de queda, es solo por temor a ser apresado, “cartereado” o multado. ¡Por Dios, se impone ahora que usemos la cabeza! Comprendamos que el horno no está para galletitas, ni el momento es propicio para complacer peticiones que favorezcan una peligrosa segunda ola del virus. En definitiva, convertidos en cadáveres no nos enteraremos de que ahí viene el muñeco de Roque, ni escucharemos en las madrugadas de otro diciembre ábreme la puerta que estoy en la calle, tampoco alegre vengo de las montañas… Más que “romo y jarturas”, el compromiso de autoridad y pueblo tiene que ser ¡preservar la vida!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba