Internacionales

Al menos 40,000 ‘deliveries’ en NYC están en ‘primera línea’ de riesgo por coronavirus

Por: Fernando Martínez

“Cuando escuché que los restaurantes y bares iban a cerrar, pensaba que en los próximos días no podría llevar dinero a mi casa. Por suerte, sí trabajamos, incluso el doble. Anoche tuve más deliveries que nunca. Los clientes ahora no te abren la puerta, te dicen que le dejes las cajas en el piso, o se la dejes con el doorman en los edificios grandes”.

El testimonio de Ruben Salas, un repartidor de comida mexicano de 28 años, quien trabaja en una pizzería del centro de Manhattan, describe el primer día de faena de algunos de los miles de trabajadores de los 25,000 restaurantes de la Gran Manzana, en tiempos en que estos establecimientos están cerrados para el público, una de las medidas de aislamiento social, para intentar detener el avance del coronavirus.

“Honestamente, el dueño del restaurant no nos ha dotado con mascarillas. Pero uno tiene cuidado. Nos lavamos bien las manos, luego de cada envío. Tenemos guantes. Lo importante es que nosotros sí tenemos trabajo en esta crisis, lo demás lo podemos ir arreglando”, confiesa Ruben.

El inmigrante originario de Puebla tiene 3 años pedaleando las calles de la ciudad llevando pizzas, ensaladas y pasta. Destaca que la noche del lunes la propina “no estuvo nada mal”. Cuenta que el dueño del restaurant, pondrá ahora a los mesoneros a hacer reparto de pedidos, ante el aumento de la demanda.

“Me parece muy justo. Todos tenemos familia. Me parece que igual los pedidos crecerán mientras se resuelva este asunto de la epidemia”, dijo el trabajador residente de Brooklyn, quien es padre de dos niños.

Primera línea de riesgo
Los repartidores de comida, desde este lunes, pasaron a estar en la primera línea de atención a los neoyorquinos por el servicio que prestan tras el cierre de los restaurante, pero algunas organizaciones han puesto sobre la mesa, que también están en la primera línea de riesgo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba