Editorial

Alianza electoral simple

Las cúpulas de los partidos políticos de oposición tejen una alianza electoral con el objetivo de desplazar del poder al PLD en el 2020, pero sustentan ese proyecto en el reparto de candidaturas congresuales y  municipales, es decir, una coalición sin propuestas programáticas contra la crisis socioeconómica que afecta a la población.
 

Frente a la dramática realidad que se expresa en inflación, corrupción, desempleo, pobreza, alocado endeudamiento, deterioro del medio ambiente, deficiencia de los servicios y políticas públicas, se requiere de una opción político-electoral basada en un plan de nación orientado a superar los problemas que impactan negativamente en la vida de los dominicanos.
 

Además, es preciso comprometerse con políticas para descentralizar y humanizar el Producto Interno Bruto (PIB) y el Presupuesto Nacional, a través de procesos que aseguren la distribución equitativa y equilibrada de las riquezas y bienes que se producen en República Dominicana, porque solo de esa manera habrá equidad y democracia.
 

También, es una tarea definir conceptos para construir una democracia representativa y participativa, lo que implica instaurar un régimen político que se soporte en principios éticos, valores morales, vocación de servicio y que quienes estén al frente de un sistema con esas características, avalen su accionar en la voluntad política de trabajar por y para el pueblo.
 

Unir fuerzas que se amparen en la adjudicación de candidaturas son  proposiciones improductivas, debido a que no se observan variables que tiendan a solucionar la problemática nacional, como consecuencia de los desaciertos de las políticas económicas que se aplican desde el Estado.
 

Un pacto en torno a la distribución de las posiciones electivas es muy simple, porque quienes lo promueven no asumen con responsabilidad los retos y las alternativas imprescindibles en procura de propiciar el crecimiento socioeconómico del país y el desarrollo humano; la intención de los opositores carece de fundamentos democráticos y se distancia de una política para el desarrollo.
 

A la alianza electoral opositora hay que impregnarle  programas e ideas que despierten esperanza por una mejor sociedad y la dignidad de los ciudadanos; eso es lo que se necesita en aras de producir los cambios que demanda la población.
Que se animen, pues, los dirigentes de las fuerzas que adversan al PLD a reorientar la unión política-electoral en busca del bienestar social.

 

Alta tasa de suicidios

En Santiago, Puerto Plata, La Vega y la Línea Noroeste se han quitado la vida diez personas en 15 días, situación que es preocupante porque se trata de una elevada tasa de suicidios.
 

Aunque las autoridades no han ofrecido una explicación sobre  las causas fatales que originan la decisión de quienes optan por ponerle fin a su existencia, se establece que una autoestima baja provocada por estrés, depresión, desamor y crisis económica, figuran entre los factores que inducen al suicidio.
 

Esta trágica realidad debe motivar la preocupación de las autoridades y de la sociedad en sentido general, porque hay que identificar los conflictos que llevan a tomar una disposición tan cruel, a fin de establecer un plan de atención psicológica a las familias y prevenir estos sucesos tan lamentables.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba