Editorial

Alianzas electorales y propósitos

Al aproximarse las elecciones municipales, congresuales y presidenciales del año entrante, con el ingrediente de la fisura sufrida por el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), circulan mil y una supuestas alianzas electorales.

El ejercicio de una alianza electoral o un pacto político es entendible en un sistema pluripartidista, más o menos democrático.

Desde la ciudadanía lo que se debe de reclamar es que toda alianza sea expuesta con claridad, sin fines ocultos.

A la Junta Central Electoral corresponde hacer que toda negociación entre partidos sea solo política, y no busque ventajas económicas o de otra índole.

Ahora, bien la ciudadanía sí que debe de ser exigente con sus partidos y dirigentes.

Se suele exigir a los aspirantes presidenciales y a sus partidos que muestren sus ideas de gobierno, sus planes y programas de administración de la cosa pública.

Sin embargo, no se suele exigir mucho para las autoridades municipales y legislativas, tan importantes como las ejecutivas.

Ha llegado la hora de que el pueblo dominicano sea más exigente y ejerza el voto de manera más consciente y con claros propósitos

Y llama la atención que partidos que se suponen ideológicamente contrarios (ejemplos hay muchos) se apresuren a convenir alianzas electorales solo para lograr posiciones de poder, sin explicar al país con claridad cómo se pondrían de acuerdo en asuntos en los cuales se supone que tienen convicciones y propuestas contrarias o distantes.

Por ejemplo: ¿Cómo pacta un partido liberal o de izquierda con un conservador o derechista en temas como el aborto, los derechos sexuales y reproductivos, la lucha de las mujeres por su derecho a decidir sobre sus cuerpos? ¿Qué pasará con las propuestas legislativa que toquen estos temas

La ciudadanía tiene derecho a que se le hable con la verdad de frente, para que cada votante sepa a qué atenerse. Es triste que el «soberano», como hipócritamente suelen llamar los candidatos al pueblo elector, elija a alguien que luego asumirá posiciones muy distintas a las aspiraciones de quienes lo llevaron al poder.

Ha llegado la hora de que el pueblo dominicano sea más exigente y ejerza el voto de manera más consciente y con claros propósitos.

Y de esa misma manera se debe exigir a nuestros políticos y partidos que ejerzan su labor de conquistar el favor de sus conciudadanos.

Aliarse por aliarse, construir grandes paquetes electorales de espaldas a la sociedad, sin propuestas claras, es poco serio.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba