Editorial

Ante el nuevo año

Recorrimos el 2019 con el empeño de alcanzar los mejores resultados. Al pasar balance, descubriremos que no todos los objetivos fueron logrados. Pasa en las personas, en la familia, en las organizaciones, en el gobierno, en la sociedad. Pero también apreciamos realizaciones en algunas esferas.

Lo importante es continuar hacia delante. En efecto, el año que iniciamos mañana, marca otro período en el cual pondremos todos nuestros esfuerzos en mejorar direcciones para avanzar en la búsqueda del bienestar.

En eso todos coincidimos, aunque surjan las inevitables diferencias de visiones y métodos. Significa que en la medida en que seamos capaces de encontrar vías para encarar las dificultades, saldremos hacia delante.

En un campo más amplio, en la perspectiva del país, es fácil advertir que seguirá siendo materia de común preocupación enfrentar la inseguridad que perturba a todos. Cada vez es más creciente esa inquietud.

Si bien más personas tienen acceso a los servicios de salud y se trata de avanzar en la seguridad social, el año cierra con la deuda pendiente de la reforma de la ley 87-01; hospitales fundamentales para los dominicanos, especialmente para las familias de menos ingresos, siguen “intervenidos”, en construcción o reconstrucción.

El año que finaliza resultó frustratorio en el área de educación. Después de más de seis años de una fuerte inversión en el sector, cuando ha sido medido el nivel de aprendizaje de la población escolar más joven, los resultados son deprimentes. Se “enseña”, pero los muchachos no aprenden. Importante inversión en infraestructuras escolares, pero persiste la baja calidad de la educación.

La inversión en el sector eléctrico es impresionante, pero seguimos con déficits en el servicio, cada vez es más caro, lo que impacta a las familias y a los pequeños negocios.

No vamos a hablar de la calidad del transporte y mucho menos de la necesidad de agua para consumo humano, sin que se establezca un marco legal ,estratégico, sobre un recurso tan esencial para la economía, la salud o la vida misma de la gente.

La agenda se hace larga para un año que apenas comienza.

Pero pensemos que de todas formas el 2020 será mejor.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba