Editorial

Apertura y elecciones

El Gobierno está en una encrucijada muy seria. Tiene que preservar el clima electoral y facilitar que los comicios pautados para el 5 de julio se celebren sin que se le pueda acusar de entorpecerlos y, al mismo tiempo, tiene que abrir la economía con todos los riesgos que ello supone.

Las autoridades están siendo presionadas por los sectores comerciales para abrir los comercios antes del Día de las Madres, fecha tradicional en la que se reaviva la actividad comercial y por la ansiedad de la gente por volver a la normalidad, cuyas muestras se pueden apreciar en la mayor cantidad de personas y vehículos en las calles.

Por su parte, el Gobierno no puede dar un paso en falso y que la oposición lo acuse de ser imprudente y de tratar de boicotear las elecciones del 5 de julio con todas las consecuencias políticas y de gobernabilidad que ello tendría.

Ya el Gobierno, por voz del ministro de Hacienda, ha puesto una fecha tentativa de apertura dentro de la segunda quincena de mayo, que tendría que ser alrededor del 25 de mayo a más tardar por lo de las madres. Queda por verse si existirán las condiciones para entonces.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba