Turismo

Arquitecto-Urbanista Cristóbal Valdez atribuye conflicto MITUR vs. Hoteleros a actitud soberbia

SANTO DOMINGO.- El Arquitecto Cristóbal Valdez reveló que la discrepancia con el Ministerio de Turismo sobre el uso de suelo y las edificaciones permitidas en las zonas hoteleras es el resultado de que la institución cambió sin darle participación a nadie el reglamento vigente hasta 2017, cuando modificó las reglas unilateralmente.

Dijo que según la ley, para modificar un reglamento, y en especial para el turismo, se debe buscar el consenso. La ley especifica que antes de modificar reglamentos, se debe hacer vistas públicas, independientemente de los deseos de las instituciones. Cuando se decide cuál va a ser la modificación o la nueva reglamentación, entonces, la institución tiene que hacer una publicación a nivel nacional.

“Pues esas dos cosas, no se hicieron. La reglamentación que anunció Turismo, se hace en octubre; en diciembre, “se filtra” subrepticiamente hacia la Asociación de Hoteleros del Este la reglamentación”.

Es cuando los hoteleros del Este consultan en el Ministerio de Turismo acerca de la reglamentación que se iba a poner en vigencia, sustituyendo las disposiciones que funcionaron hasta el 2017.

A partir de diciembre empieza de parte de la Asociación de Hoteleros del Este y de la Asociación Nacional de Hoteles, Bares y Restaurantes-ASONAHORES- el deseo ferviente de sentarse a discutirlo con el ministerio, para tomar una decisión, con todos los actores involucrados.

“El ministro Francisco Javier García, dice que se juntaban en dos semanas, pero pasa el plazo, el tiempo y no ocurre nada”.

Recordó en marzo se produjo en Punta Cana una reunión del presidente de la República, Danilo Medina, con los ministros de Turismo, y de Medio Ambiente en el momento, Francisco Domínguez Brito, de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, de la Presidencia, Gustavo Montalvo y todos los propietarios de los hoteles.

“Los dueños de los hoteles expresaron sus inquietudes acerca de la resolución de Turismo que autorizaba hacer edificaciones de 22 pisos, sobre lo cual dijeron que no le veían el sentido”.

Afirmó que el ministro Francisco Javier García, le ripostó la posición a los hoteleros de una forma poco elegante. “Fue entonces cuando intervino el presidente Medina y le pidió al ministro de Turismo que se reuniera y llegara a un acuerdo con los dueños de los hoteles”.

El arquitecto Cristóbal Valdez refirió que hubo al menos reuniones, pero en ausencia de una propuesta técnica, una disposición ministerial.

El urbanista Cristóbal Valdez expuso sus consideraciones al participar con Onorio Montás en su programa “Dejando Huellas” que se transmite por Radio Popular y una cadena radial en todo el país cada tarde.

Dijo que “un hecho curioso es que la reglamentación que intenta imponer Turismo solo cambia para permitir la edificación de los 22 pisos, allí en esa parcela específica, que tiene como 4 millones de metros cuadrados en una zona donde hay como 25 millones de metros cuadrados”.

Expresó la resolución de Turismo, no es para el efecto nacional, sino sólo para una parcela, y tampoco hay una elaboración técnica de porqué razón en ese sitio se puede construir 22 pisos, y no en todos los sitios, donde alcanza el reglamento.

“Se ve claramente que es una decisión muy particular, muy específica, que llama mucho la atención”.

LAS TORRES NO SON ADECUADAS

Cristóbal Valdez explicó que el modelo de desarrollo turístico en el país, que ha sido exitoso, ha sido en base a edificaciones de baja densidades, es decir, de pisos bajos, y el éxito no ha sido por las torres. “Hay un equilibrio entre las edificaciones y el paisaje. Y eso produce que las personas se sienten dentro de ese ambiente”.

En otros sitios como Cancún en México, Cuba, Jamaica, y el sudeste de España, se desarrolló el otro modelo, el de las torres, y se dieron cuenta que eso les ha traído muchos problemas, ” y ellos han cambiado ese modelo para imitarnos a nosotros, o sea, volver al modelo de las bajas densidades”.

Dijo que en la Riviera Maya, donde se desarrollan inversiones turísticas, como el modelo dominicano, las habitaciones hoteleras son más caras que en Cancún, donde predominan las torres.

PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL VS. RESOLUCIÓN DE TURISMO

El arquitecto Valdez, laboró en el diseño de los hoteles del Grupo Barceló en los años 80 en la zona de Bávaro junto a sus colegas Gay Vega y Manuel Baquero. Luego encabezó el ordenamiento territorial desde Macao a Juanillo.

El arquitecto Cristóbal Valdez relató que el Plan de Ordenamiento Territorial que realizó duró 8 meses con el involucramiento de hoteleros, juntas de vecinos, escuelas, clínicas, bancos y comerciantes, es decir, la participación de todos los actores en las diferentes comunidades. No fue una imposición, sino de un amplio consenso.

Se trató de que el turista no solo usara sol y playa, sino que pudiera pasar a interactuar con lo que era el reflejo de la representación de lo que es el pueblo dominicano, sus atractivos fuera del hotel.

El Plan de Ordenamiento Territorial fue una iniciativa en 2007 del secretario de Turismo Félix Jiménez, que luego de una reunión con hoteleros se decidió contratar profesionales para trabajar el ordenamiento territorial en Juanillo-Macao, Puerto Plata, Cabarete, Juan Dolio y Boca Chica, no fue incluido.

“El acuerdo fue entre la Asociación de Hoteleros del Este que aportaba la parte económica y Turismo fiscalizaba los levantamientos y la aprobación final”.

Precisó que el Plan de Ordenamiento Territorial en principio no fue aprobado como tal, tras haberse terminado en 2008, sino que en 2012, Turismo aprobó unas reglamentaciones fundamentadas en algunos de los conceptos del plan de ordenamiento que fue entregado por los arquitectos.

Dijo que la reglamentación 03-12 que puso a circular Turismo, sólo se tomó en cuenta la parte desde el bulevar a la playa, en una extensión de 2 kilómetros, y se estableció la densidad, habitaciones por hectárea, la altura de las edificaciones.

Refirió que los arquitectos propusieron en el Plan de Ordenamiento Territorial, próximo al bulevar, alturas de 6 pisos, igual entre el bulevar y el farallón y desde ahí hasta llegar a la playa descendiendo hasta los 2 pisos dentro de los 60 metros. Pero Turismo descartó los 6 pisos y aprobó solo dos pisos desde el Bulevar hasta el farallón, y del farallón en adelante, dos, tres y cuatro pisos, como estaba en la reglamentación anterior a la propuesta de los arquitectos dentro de la entrega del Plan de Ordenamiento Territorial realizado y consensuado.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba