Tecnología

Así es Surface la nueva Laptop de Microsoft

 

Microsoft ha decidido que era hora de volver “a lo básico”, a lo de siempre. Atrás quedan los tablets y equipos con prestaciones especiales o particulares; la idea de la firma con Surface Laptop es ofrecer un portátil sin más, de diseño atractivo, prestaciones correctas y un nuevo entorno que sea eje central de su experiencia. Y es que poco más necesita este equipo para conquistar al personal.
El Surface Laptop, nos cuenta, es realmente bonito, sintiéndose como un competidor directo del MacBook Air y un escalón por debajo de los MacBooks Pro. El portátil presume de ser muy delgado e increíblemente ligero, con chasis de metal liso y un un cuerpo que en conjunto se siente sólido.

La piel de Alcantara del área de su teclado resulta además muy agradable al tacto, a la par que cómodo para las muñecas. En cuanto a la experiencia de escritura, resulta fácil de escribir, con un trackpad además amplio y muy suave. La pantalla, por su parte, disfruta de buen brillo y balance de color, aunque no destacando, ni desmereciendo su rendimiento tampoco, respecto a sus hermanos Surface.

Probablemente lo peor de todo el conjunto sea la escasa variedad de conexiones. El Surface Laptop viene con un conector propietario de corriente, un puerto USB 3.0 y uno mini DisplayProt. No hay lector de tarjetas, de forma que tendrás que hacerte con algún que otro adaptador si la propuesta del portátil no te llena.

Respecto al uso del nuevo Windows 10 S, protagonista principal del evento de hoy, la experiencia no cambia mucho respecto al Windows 10 que ya conocemos todos, y solo notarás ciertas limitaciones, esperables por otro lado, a nivel de aplicaciones. Por cierto, recuerda que aquellos interesados en actualizar sus dispositivos a esta versión podrán hacerlo de manera gratuita durante este año y por 49 dólares después.

A falta de comprobar su batería (promete una extensa autonomía de 14 horas y media), el Surface Laptop se siente como un portátil de verdad, un equipo al que puedes echar mano en cualquier momento, abrirlo y ponerte a trabajar sin más. ¿Acaso hace falta pedir más?

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba