Belleza

Beneficios del ajo para el crecimiento del cabello y cómo utilizarlo en tratamientos

El ajo está lleno de compuestos esenciales que, tras ser aplicados sobre el cuero cabelludo, estimulan la circulación de la sangre hacia los folículos del pelo y, por ende, aumentan la nutrición y oxigenación del mismo.

Su alta concentración de sustancias azufradas ha dado resultados positivos en el tratamiento de la caída excesiva y otros trastornos comunes como la caspa.Tratamientos con ajo para mejorar la salud capilar
1. Ajo y aloe vera
Este champú natural de ajo y aloe vera está recomendado para todos los tipos de cabello, ya que disminuye el exceso de producción de grasas a la vez que hidrata.

Es una fuente importante de antioxidantes y nutrientes que renuevan el cuero cabelludo para un crecimiento saludable y rápido.
Ingredientes
10 dientes de ajo
½ vaso de gel de aloe vera (100 g)
1 cucharada de miel (25 g)
4 bolsitas de té de manzanilla
1 yema de huevo
3 tazas de agua (750 ml)
1 recipiente de vidrio

¿Qué debes hacer?
Pela los ajos, tritúralos en un mortero y combínalos con la cucharada de miel hasta conseguir una pasta espesa.
Vierte la mezcla en un recipiente de vidrio y ponla en el refrigerador mientras preparas los demás ingredientes.
Pon a hervir el agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las bolsas de manzanilla y déjalo a fuego mínimo durante tres minutos.
Déjala reposar y bate el líquido, junto con el aloe vera y la yema de huevo en la licuadora.
Cuando esté lista, incorpórala en el frasco y asegúrate de que quede bien mezclada con la pasta de ajo.
Humedece el cabello, extiende el producto desde las raíces hasta las puntas y déjalo actuar durante 30 minutos.
Enjuaga con tu champú habitual y repite su uso tres veces a la semana.

2. Aceite de ajo
El aceite de ajo es un producto hidratante, idóneo para las melenas resecas, débiles y con problemas de caída.
Su uso promueve el crecimiento, combate los hongos que causan la caspa y limpia en profundidad las raíces.
Ingredientes
2 dientes de ajo
8 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (128 g)

¿Qué debes hacer?
Tritura los dientes de ajo y mézclalos en una sartén caliente con el aceite de oliva.
Baja el fuego, deja que se caliente un par de minutos y retíralo.
Cuando esté a una temperatura moderada, viértelo en un frasco y déjalo macerar en un sitio oscuro durante un día.
Pasado el tiempo indicado, frótalo sobre el cuero cabelludo y el cabello con suaves masajes.
Deja que actúe dos horas y enjuaga con tu champú normal.
Úsalo dos o tres veces a la semana.

3. Ajo y cebolla
La cebolla es uno de los mejores complementos del ajo y, en este caso, sus compuestos sulfurosos permiten conseguir una melena más abundante y fuerte.
Ingredientes
4 dientes de ajo
¼ de cebolla
2 tazas de agua (500 ml)
1 cucharada de canela en polvo (10 g)

¿Qué debes hacer?
Tritura los dientes de ajo, pica la cebolla y añádelos en una olla con medio litro de agua.
Déjalo hervir durante cinco minutos a fuego bajo y añade la canela.
Cuando esté listo, espera hasta que se enfríe y pasa el líquido a través de un colador.
Vierte el producto en una botella con spray y rocíalo sobre el pelo.
Puedes separarlo en varios mechones para facilitar su aplicación por todos lados.
Déjalo actuar 15 minutos, enjuaga y úsalo durante una semana consecutiva.

¿Aún no has aprovechado las bondades del ajo para tu pelo? Elige el tratamiento que más te llame la atención y descubre el mejor aliado para su crecimiento natural.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba