Destacada

Biden a un paso de convertirse en presidente de Estados Unidos.

El presidente comparece en la Casa Blanca y lanza una artillería de supuestos infundados ante el avance del candidato demócrata en el escrutinio. El candidato demócrata se coloca por delante en Georgia, donde hay un empate técnico, y en Pensilvania, donde solo le separan una décima

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, realizará una declaración en la noche del viernes, anunció su campaña por la tarde. Sus representantes no proveyeron mayores detalles sobre el discurso, pero el hecho de que tenga lugar durante el llamado “horario estelar” televisivo sugiere la voluntad de lograr la mayor cantidad de espectadores posibles.

A un paso de la Casa Blanca, Biden solo necesita ganar uno de los cuatro estados todavía en disputa para alzarse con la victoria. The Associated Press ya ha anunciado que el ex vicepresidente se impuso en uno de ellos, Arizona. En los otros, Nevada, Pensilvania y Georgia, el conteo de votos continúa. Biden mantiene está en ventaja en todos ellos y se espera que la tendencia continúe en esta dirección.

En esa línea, el todavía candidato ya ha indicado en reiteradas ocasiones que cree que los resultados le darán la victoria y pidió paciencia a sus simpatizantes. “No tenemos dudas de que cuando termine el conteo la senadora (Kamala) Harris y yo seremos los ganadores. Les pido a todos que mantengan la calma. El proceso está funcionando, pero tenemos que contar los votos”, expresó en una declaración el jueves.

Biden también rechazó las denuncias de fraude realizadas por Donald Trump y su campaña. “Nadie va a quitarnos la democracia, ni ahora ni nunca”, dijo, luego de que el presidente se expresara en ese sentido desde la Casa Blanca en la noche del jueves. “Estados Unidos ha llegado demasiado lejos, peleado demasiadas batallas y soportado demasiado para dejar que ello suceda”, agregó.

Ante su posible victoria, el Servicio Secreto del país comenzó a aumentar el número de agentes que protegen a Biden. El candidato ya contaba con protección del Servicio Secreto desde marzo, cuando se hizo con la nominación presidencial demócrata, aunque la cifra de agentes aumentaría en caso de convertirse en presidente electo.

Según indicó el Washington Post, los nuevos agentes se dirigen al centro de convenciones de Wilmington (Delaware), ciudad de residencia del candidato demócrata y donde los miembros de la campaña de Biden están esperando el resto de los resultados. Desde allí realizó sus distintas declaraciones, lo mismo que la de este viernes por la noche. Además, las autoridades de aviación civil restringieron el tráfico aéreo sobre su residencia y sobre el Chase Center.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba