Belleza

Cambiá tu cuerpo: dejá los carbohidratos.

El problema es que es muy dificil no desearlos y a veces se convierten en una adicción: ¡comes una y no parás hasta terminar el paquete! Expertos en alimentación explicaron sobre los cambios que ocurrirían en nuestro cuerpo si dejáramos de consumirlos:
1. Cuando dejás de consumir carbohidratos, el organismo empieza a quemar grasa: el cuerpo necesita consumir las calorías a las que está acostumbrado para generar energía, por lo que recurre a la grasa almacenada alrededor del abdomen.
2. Sentirás menos hambre: los nutrientes (fibras, proteínas y grasas saludables) son los que sacian el apetito. Los carbohidratos simples no contienen ningún tipo de nutriente, por lo que no importa la cantidad que se consuma, el cuerpo querrá más. Es por esto que se aconseja empezar el día con un desayuno compuesto por proteínas.
3. Podés conseguir la panza chata: la primera cosa que notarás cuando empieces a reemplazar los carbohidratos por las fibras es que tu abdomen se va a aplanar. Según un estudio, con una dieta alta en carbohidratos, los microbios intestinales saludables que mantienen delgadas a las personas no tienen nada que consumir, por lo que los microbios empiezan a actuar y se produce la hinchazón. Cambiar el plan blanco por granos enternos, por ejemplo, y elegir frutos secos en lugar de dulces, pueden ayudar a promover una mejor digestión.
4. La reducción de carbohidratos disminuye el riesgo de diabetes: los carbohidratos simples se componen por azúcares simples, y comer demasiados puede causar este tipo de enfermedades. Disminuyendo ciertos alimentos se es capaz de mantener los niveles de azúcar en sangre estables y reducir el riesgo de diabetes.

5. Los músculos se fortalecen: cualquier alimento es más sano que aquellos que contienen carbohidratos, ya que estos carecen de proteínas, los bloques de construcción del músculo, y elemento clave para la salud del cabello, las uñas y la piel.
6. El cuerpo tiene más energía: Si bien el cuerpo necesita carbohidratos para funcionar correctamente, y son especialmente importantes para el cerebro y la función muscular, el cambio de carbohidratos simples a verduras, pan integral, avena, arroz integral y otros granos enteros garantiza tener un flujo constante de energía y evitar las subidas y bajadas que causan los carbohidratos simples.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba