Opinión

Campañas contra el feminicidio

Pedro Dominguez Brito

Hace días observaba una noticia en México, donde un grupo de mujeres se cubrieron con cruces rojas en honor a las víctimas de feminicidios. “Ni una menos”, expresaban enérgicamente. Resaltamos que México, de acuerdo a Naciones Unidas, es el país más peligroso para las mujeres de Latinoamérica. Allí seis de cada diez han sufrido algún tipo de violencia en su vida.

Pero nosotros estamos cerca de esa triste estadística. Somos de las naciones del área donde es más común este serio problema. En este mes tenemos noticia de al menos 8 feminicidios y en lo que va del 2019 unos 70. Es alarmante. Y, aunque parezca extraño, en nuestro país realmente los feminicidios han disminuido en los últimos tiempos.

Es conveniente destacar algunos datos. En los últimos 14 años la Procuraduría General de la República establece que son 1,295 los feminicidios; mientras que la Comisión Económica para América Latina (COPAL), en un período de 9 años, afirma que son 1,795.

Lo importante no es la discrepancia en los números, sino que ambas instituciones están de acuerdo a que han descendido, gracias, entre otros aspectos, al Plan Nacional Contra la Violencia de Género, que suman 22 acciones de prevención y combate a estas agresiones.

Nuestra sociedad está tomando conciencia de esta situación. Cada 25 de Noviembre se recuerda y se celebra en gran escala  el “Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer¨, fecha del asesinato de las Hermanas Mirabal.

Así vemos charlas, marchas, seminarios… todo medio es usado para llevar  un mensaje de respeto, convivencia, paz y armonía entre la mujer y el hombre, que sirva de motivación a los demás miembros de la familia y a sus allegados.

Y los líderes religiosos, políticos, empresariales y de todo tipo se suman a esta tarea. Recientemente el arzobispo de Santiago, monseñor Freddy Bretón Martínez, condenó los asesinatos de mujeres en el país y dijo que se deben al machismo, al desorden y  la falta de Dios en muchos hogares. Es una voz autorizada.

Mientras más campañas existan como las de México y las de aquí, para que todos enfrentemos la muerte de mujeres por parte de sus parejas o exparejas, menos feminicidios habrá. Y esto se logrará continuando con la educación, que incluye, para citar un ejemplo, que la mujer no guarde silencio desde el primer momento en que es maltratada.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba