Editorial

Captar lo bueno

Es probable que la mayoría de las personas e incluso las instituciones, públicas y privadas, estén pensando en lo malo que resulta el COVID-19. Y creerán que hacer lo contrario es absurdo.

Sin embargo, las crisis por lo regular tienen lados positivos y debemos captarlos. La primera enseñanza es que podemos vivir como regularmente no lo hacemos. Con menos recursos y angustias. Eso en el orden material y espiritual.

En esta ocasión nos ha obligado a profundizar la digitalización en múltiples áreas, incluso en el trabajo. Y debemos quedarnos con lo bueno cuando ella termine.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba