Editorial

Cautela frente al coronavirus


Pese al avance en la vacunación para prevenir e impedir la expansión de la pandemia COVID-19, aún se está lejos de controlar la terrible enfermedad, por tal motivo, se debe actuar con cautela y sensatez por la protección de la salud de la población.

Además, es indispensable tener conciencia sobre la importancia del uso de mascarillas, mantener distanciamiento físico-social y mantener la higie­ne constante de las manos, porque es imprescindible seguir el protocolo sanitario en procura de retornar a la normalidad.

Son preocupantes los reportes periodísticos que revelan rebrotes del coronavirus en Francia, España, Estados Unidos, Colombia, Cuba, Alemania e Israel, debido a que en esa renovación sobresale la va­riante “Delta”, la más agresiva del virus, según científicos de la me­dicina.

Y resultan alarmantes las informaciones, en razón de que en esas naciones la vacunación ha marchado con éxito, pero la gente se ha alejado de las medidas preventivas y por eso resurgen los casos en quienes habían superado la COVID-19, tras practicarse las pruebas PCR.

En República Dominicana, conforme a las autoridades  se avanza al 50 % de la inmunización de la población con dos dosis y cada día se incrementa la cantidad de personas a quienes se les aplica la tercera dosificación.

No obstante, es pertinente evitar la imprudencia porque es peligrosa y mala consejera en este momento, que hemos avanzado tanto, pues provocaría un retroceso en los programas contra el coronavirus, situación que podría degenerar en una catástrofe sanitaria, social, económica y humana.

Solo en 24 horas se infectaron al menos 100 mil y murieron mi­llares de ciudadanos en siete países; esas cifras atemorizan y llaman a la meditación para comprender  la dimensión de la reinfección, puesto que se debe tener una clara percepción de que el éxito del combate a la afección dependerá de la cooperación ciudadana.

Hay que ponerle mucha atención a la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuya institución alerta sobre el incremento de los pacientes ingresados en hospitales y en las Unidades de Cuidados Intensivos, situación que podría ocasionar un aumento de la mortalidad por encima de los primeros meses de este año 2021.

¡A cuidarse, entonces, porque la COVID-19 continúa su ataque contra la humanidad!

Fiebre Porcina

La fiebre Porcina, malestar contagioso que afecta a los cerdos, reaparece en República Dominicana 40 años después de provocar la desaparición de los puercos crio­llos, situación que preocupa a la población, debido a sus consecuencias sociales y económicas.

Técnicos del Ministerio de Agricultura certifican que se han detectado contagios en once provincias y que se procederá a sacrificar a los animales infectados, en el contexto de un programa de prevención de la enfermedad y proteger a la población porcina sana.

Aunque la peste no es transmisible al ser humano, la gente se alarma por temor a enfermarse y también por los efectos devastadores que deja en el campo de la economía e incidencia en el aumento del desempleo.

Frente a este grave problema, es pertinente que las autoridades actúen con inteligencia y apliquen medidas eficaces para erradicar  la Fiebre Porcina por el sosiego de productores y de la población en general.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba