Internacionales

Cinco preguntas cruciales sobre la elección 2020 en EEUU

El presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden han salido de sus convenciones partidarias convencido cada uno de que lleva un buen impulso. Las tasas de aprobación de Trump son peligrosamente bajas para un presidente, pero está muy vivo en el recuerdo de Biden y los demócratas la campaña de 2016, cuando Trump revirtió sorpresivamente las tendencias en octubre y venció a Hillary Clinton.

Cinco preguntas cruciales al entrar la campaña en la recta final:

¿Qué aspecto tendrá una campaña en medio del Covid-19?

En las próximas nueve semanas los candidatos multiplicarán viajes y discursos en el intento desesperado de ganar votos en medio de una pandemia global.

Trump tiene una agenda abundante de viajes y actos, según sus asesores. El formato es propio de la era del coronavirus: actos en hangares abiertos de aeropuertos con una concurrencia menor. La campaña dijo el viernes que será obligatorio el uso de la mascarilla. También planea una serie de discursos para anunciar sus planes y previsiblemente utilizará los poderes de su puesto —decretos e indultos— para mejorar sus perspectivas.

Biden planea viajar a los estados disputados a partir de la primera semana de septiembre después de permanecer durante estos meses en su casa en Wilmington, Delaware, desde la cual realizó sobre todo eventos virtuales. Uno de los jefes de campaña, Cedric Richmond, dijo que el exvicepresidente viajará, pero destacó que en sus eventos regirán las normas de de salud pública. No habrá grandes actos bajo techo y en todos se exigirá el uso de la mascarilla. Cabe esperar muchas mesas redondas, encuentros personales y sesiones de preguntas y respuestas. Para las reuniones más grandes, el modelo podría ser el acto al aire libre en que Biden aceptó la candidatura.

¿Quién será más capaz de ganarle votantes al otro?

Trump seguirá tratando de recuperar el voto suburbano, así como de las mujeres, las personas mayores, y ganar el de los independientes y los que no votaron hace cuatro años. Para ello pintará el panorama de una elección entre la anarquía y el orden, entre el socialismo extremista y la prosperidad económica. No importa que Biden sea un representante del establishment desde hace décadas y Kamala Harris, su compañera de fórmula, una ex fiscal. La táctica de Trump se basará en el miedo.

MAS AQUI

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba