Editorial

Ciudadanía

Los ciudadanos dominicanos afrontan en 2020 el reto de elegir a sus dirigentes municipales, congresionales y el presidencial.

Dos citas, en febrero y en mayo, para hacer una demostraciópn de ciudadanía en el pleno y más profundo significado de la palabra. Ejercer el derecho al voto es un acto responsable del ser ciudadano.

Aquejada todavía de un populismo y un clientelismo que lastra a la sociedad, la política dominicana repite vicios y defectos de una manera lastimosa. La sociedad ha avanzado en muchos aspectos superando en diferentes aristas a la clase política. Pero esta clase política que define y dirige los destinos del país sigue estancada en vicios que se remontan al siglo 19.

El país hablará en 2020 y es deseable que lo haga desde la responsabilidad ciudadana de ejercer con seriedad su derecho a gobernarse. La democracia representativa que tenemos como forma de gobierno tiene contrapesos de vigilancia y control que no se ejercen en todas sus posibilidades.

Eso es lo que debe aspirar a lograr con su voto el ciudadano dominicano.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba