Salud

Claves para el bienestar en la etapa de menopausia

Salud. -Con el apoyo adecuado y las estrategias correctas, es posible marcar la diferencia al transitar por este ciclo natural de la mujer. El secreto está en una combinación de atención médica, una dieta equilibrada, ejercicio regular y cuidado emocional.

Aporte. Con el apoyo adecuado y las estrategias correctas, es posible marcar la diferencia al transitar por este ciclo natural de la mujer. El secreto está en una combinación de atención médica, una dieta equilibrada, ejercicio regular y cuidado emocional.

La menopausia, lejos de ser una etapa «oscura», debe ser vista como una oportunidad para el autoconocimiento y el cuidado integral. Es un momento natural en la vida de la mujer que, aunque conlleva desafíos físicos y emocionales, también ofrece la posibilidad de adoptar hábitos de vida más saludables, fortalecer la autoestima y redefinir el bienestar personal. Este periodo puede ser un punto de inflexión para priorizar la salud, explorar nuevas facetas personales y establecer una conexión más profunda con uno mismo.

Esta fase de toda mujer marca el fin de su ciclo menstrual y su capacidad reproductiva. Generalmente, ocurre entre los 45 y 55 años, aunque puede adelantarse o retrasarse dependiendo de factores genéticos, de salud y del estilo de vida. La menopausia no sólo implica cambios físicos, sino que también afecta la salud emocional, mental y social de la mujer.

La ginecóloga Alfida Franco, la nutricionista Nazirber Maduro y la médica cosmiatra Mirna de la Cruz coinciden en que la información y el apoyo son esenciales. “Cada mujer es única y su experiencia de la menopausia también lo es”, enfatizan las especialistas durante una conversación con el equipo de Listín Diario, subrayando la importancia de un enfoque personalizado para cada mujer en esta importante fase de su vida.

Consecuencias físicas

La menopausia trae consigo una serie de cambios físicos debido a la disminución de los niveles de estrógeno. Entre los síntomas más comunes se encuentran los sofocos o bochornos, sudoración nocturna, sequedad vaginal, insomnio, alteraciones de la memoria, disfunción sexual, aumento de peso y la pérdida de densidad ósea.

La ginecóloga Alfida Franco señala que «la falta de estrógeno puede llevar a problemas de salud como la osteoporosis y enfermedades cardiovasculares».

“Es importante aclarar que no todos los síntomas le pasarán a una misma persona, pero sí es importante tener conocimiento para buscar apoyo profesional ante cualquier alteración”, plantea la especialista.

Al referirse a los bochornos, que se caracterizan por una ola de calor percibida como sensación de fuego en la cara acompañado de palpitaciones, sudoración muy intensa y enrojecimiento de la piel, Franco recomienda que “lo mejor es tratar de tranquilizarse, respirar con calma y mantenerse hidratada”.

“La Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) puede ser una opción para aliviar los síntomas más severos, aunque no todas las mujeres son candidatas. Debe evaluarse caso por caso, considerando los beneficios y los posibles riesgos», afirma Franco.

Para la sequedad vaginal se recomienda el uso de lubricantes acuosos y estrógenos tópicos. “Existen otros tratamientos alternativos como colocar plasma rico en plaquetas y secciones de ultrasonido de alta intensidad como el HIFU, los cuales han resultado ser de gran ayuda”, agrega.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba