Internacionales

Colombianos son involucrados en la muerte precandidato

Quito. Los seis detenidos por el asesinato del candidato a la Presidencia de Ecuador, Fernando Villavicencio, son de nacionalidad colombiana, así como el hombre que falleció en el lugar del suceso.

Hasta el momento las autoridades han revelado que en el asesinato de Villavicencio participaron varios hombres, supuestamente sicarios, que el ministro de Interior, Juan Zapata, en declaraciones a la prensa este jueves, identificó como Andrés M., José L., Adey G., Camilo R., Jules C. y John R.Además, la Policía también confirmó que el sospechoso de asesinato que resultó herido por el cruce de las balas con el personal de seguridad, y que luego falleció en una ambulancia, también es de nacionalidad colombiana.

La Cancillería colombiana, por su parte, aún está esperando la información oficial de lo acontecido, pero no es la primera vez que ciudadanos colombianos se ven involucrados en hechos de esta índole en otros países, pues mercenarios colombianos también fueron los responsables del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse.

Las autoridades ecuatorianas no han confirmado si detrás del mortal atentado, que dejó también al menos nueve heridos, entre ellos tres policías, está alguna de las bandas de crimen organizado que operan en Ecuador.

El asesinato de Villavicencio, que prometía luchar de manera frontal contra estas bandas y que en las últimas semanas había denunciado amenazas de muerte en su contra, ha conmocionado al país, en medio de una campaña electoral que gira casi exclusivamente en torno a la crisis de seguridad que azota a Ecuador.

Desde hace algo más de dos años se han incrementado los asesinatos a manos de sicarios y las matanzas a cargo de grupos armados que el Gobierno vincula principalmente con el crimen organizado, que ha ganado fuerza en la zona costera, donde utilizan los puertos ecuatorianos como grandes lanzaderas de la cocaína que llega a Europa y Norteamérica.

Villavicencio era uno de los ocho candidatos presidenciales inscritos en estas elecciones extraordinarias, convocada para el domingo 20 de agosto, luego de que el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, decretase la “muerte cruzada”, un mecanismo constitucional con el que disolvió la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, cuando se disponía a votar su destitución.

 

presidencial Fernando Villavicencio.
El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, que ratificó la realización de los comicios en la fecha en que estaba previsto, decretó el estado de excepción por 60 días para el despliegue de efectivos militares en todo el país.

Ante la grave situación que se vive, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente del ente que “el enemigo de la democracia es el crimen organizado”, y agregó que el organismo está dispuesto a hacer esfuerzos para “asegurar el Estado de derecho” en Ecuador.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, aseguró a su vez que la violencia contra representantes políticos “es una seria amenaza al proceso electoral”, y pidió a las autoridades ecuatorianas que la investigación del asesinato sea “transparente, exhaustiva e independiente”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba