Belleza

¿Cómo afecta a la piel la menopausia?

El Día Mundial de la Menopausia. Esta etapa suele aparecer cuando la mujer se encuentra alrededor de los 50 años y dura aproximadamente entre tres y cinco años. Durante este tiempo dos tercios de las mujeres experimentan sofocos, sudores nocturnos, cambios de humor e irritabilidad; además de la ausencia de la menstruación, que ocurre de forma paulatina, ausentándose durante meses y volviendo de forma errática hasta la amenorrea.

Además, las mujeres menopáusicas tienen un mayor riesgo de contraer varias enfermedades, como osteoporosis, obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes, por lo que deben tener mayor cuidado de su salud general. Orleidis Lozada, ginecóloga y médico especialista en Cirugía General y Oncología de mediQuo, analiza algunos de los suplementos y remedios naturales que se centran en aliviar los signos y síntomas de la menopausia:

Cómo aliviar los síntomas de la menopausia:

  1. Prevenir los sofocos. Muchas veces las bebidas calientes, cafeína, alcohol, estrés, el clima cálido e incluso una habitación muy cálida desencadenan en sofocos. También ciertos alimentos pueden provocar sudores nocturnos y cambios de humor, y es más probable que los activen cuando se cenan por la noche.
  2. Disminuir las molestias vaginales. El uso de lubricantes vaginales a base de agua y sin glicerina (puede causar ardor o irritación) disminuyen la sequedad en la zona. Y mantenerse sexualmente activo también ayuda, debido a que se aumenta el flujo sanguíneo a la vagina.
  3. Dormir lo suficiente. Si hay problemas para dormir no es aconsejable tomar cafeína por la tarde, beber demasiado alcohol y hacer ejercicio a última hora del día, ya que pueden interrumpir el sueño.
  4. No fumar. Este hábito aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, osteoporosis, cáncer y una variedad de otros problemas de salud.
  5. Practicar ejercicio regularmente. Paparte de la práctica regular de algún deporte, los ejercicios de Kegel, que trabajan la musculatura del suelo pélvico, mejoran algunas formas de incontinencia urinaria.
  6. Aprender a relajarse. Técnicas como la respiración profunda, la meditación y los masajes, ayudan a protegerse contras las enfermedades cardiacas, la diabetes y otras afecciones asociada al envejecimiento.
  7. Seguir un dieta equilibrada. Es bastante común aumentar de peso durante la menopausia y ganar exceso de grasa corporal, especialmente alrededor de la cintura. Por tanto, es imprescindible llevar una dieta rica en frutas, verduras y proteínas es excelente para mantener el peso, e incluso bajarlo, y previenen la pérdida ósea porque mejoran la plenitud y aumentan la cantidad de calorías quemadas Frutas, verduras, granos integrales, productos ricos en calcio y vitamina D, alimentos ricos en proteínas y en fitoestrógenos son imprescindibles.
  8. Beber suficiente agua. Beber de 8 a 12 vasos de agua al día puede ayudar a reducir los síntomas y la hinchazón que puede ocurrir con los cambios hormonales. Además, este gesto sacia y activa ligeramente el metabolismo, lo que puede ayudar a prevenir el aumento de peso.
  9. Reducir el azúcar refinado y los alimentos procesados. Una dieta rica en carbohidratos refinados y azúcar puede causar fuertes aumentos y caídas del azúcar en la sangre, potenciando la sensación de cansancio e irritabilidad, lo que aumenta el riesgo de depresión
Feminine Care Body Drainer Concentrated Oil, que mejora los síntomas de la menopausia equilibrando en estados de cambios hormonales, de The Emotions Lab (75 €).
Feminine Care Body Drainer Concentrated Oil, que mejora los síntomas de la menopausia equilibrando en estados de cambios hormonales, de The Emotions Lab (75 €).

D.R.

Pero, además, la menopausia también afecta a la piel. “El organismo sufre una serie de cambios, como la disminución de estrógenos y de colágeno, que tienen como consecuencia una pérdida de elasticidad y la falta de hidratación de la piel, que se vuelve más frágil y susceptible a lesiones, que también producen más dificultades para cicatrizar”, explica la doctora Aleyda Margot Maque, de Clínicas Cres.

Los cambios más visibles en la piel de la mujer durante la menopausia

  • La piel se deshidrata más fácilmente, presentando un aspecto seco y rugoso.
  • Pierde frescura y luminosidad, y su tono ya no es uniforme.
  • Disminuye su grosor, pierde elasticidad, y se vuelve quebradiza y propensa a lesiones.
  • Se intensifica el número y profundidad de las arrugas. Al degradarse las fibras de elastina y colágeno, la piel pierde firmeza y se descuelga. La flacidez se aprecia sobre todo en la parte inferior del rostro y en el cuello, así como en la parte interior de brazos y piernas
  • Aparecen manchas oscuras, sobre todo en las zonas más expuestas al sol, como la cara y las manos

Para lucir una piel fresca, joven, tersa y con un tono uniforme el uso diario de cosméticos cuya fórmula contenga antioxidantes como las vitaminas C y E –estos antioxidantes también se pueden administrar de manera oral– o retinoides son imprescindibles; al igual que los que lleven ácido hialurónico, que es emoliente, restaura la función barrera e incrementa el grosor epidérmico. Aunque tampoco hay que olvidar la protección solar, que es fundamental para prevenir el fotoenvejecimiento.

En cuanto a los tratamientos estéticos faciales más aconsejables para esta etapa destacan los láseres, los peelings químicos, los rellenos de ácido hialurónico y la mesoterapia. para rellenos y en mesoterapia. Para el cuerpo vienen bien los reductores, anticelulíticos y también los que trabajen la flacidez.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba