Belleza

Cómo hacer sales de baño de lavanda

De las más populares y aromáticas que existen, perfectas para relajarnos y aliviar el cansancio o los dolores musculares. Un placer para todos los sentidos y muy fácil de hacer. ¡No te lo puedes perder!
Ingredientes:
1 taza de sales de Epsom (200 g)
½ taza de sal marina gruesa (100 g)
15 gotas de aceite esencial de lavanda
2 cucharadas de flores secas de lavanda (20 g)
Unas gotas de colorante color lavanda (opcional)

Preparación:
En un recipiente coloca las sales de Epsom (cuyos cristales exfolian la piel).
Agrega la sal marina y mezcla para unificar.
A continuación echa el aceite esencial de lavanda y, si así lo deseas, también el colorante para que tenga el tono de la flor.
Por último echa las flores secas cortadas para que perfumen la preparación.
Cuando esté todo seco vierte en un recipiente de vidrio con tapa hermética, así no perderá su aroma.
Emplea entre 4 y 6 cucharadas por cada baño y sumérgete en el agua unos 20 minutos.
También lo puedes usar como exfoliante mezclando 1 cucharada a tu gel de ducha o crema favorita. Por ejemplo, sirve para los talones agrietados.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar