Tecnología

Cómo mantener a raya a los más ‘ruidosos’ en los grupos de WhatsApp

No se sabe muy bien cómo sucedió pero, un buen día, a uno le meten en un grupo de WhatsApp que no ha creado (ya se sabe, el clásico grupo de padres del colegio o de excompañeros de la universidad), y de pronto, el móvil entra en una rutina incesante de pitidos.

Aquel grupo es hiperactivo y su contenido es de lo más variopinto: que si memes, que si fotografías graciosas, tal vez chistes que para entonces hemos visto ya mil veces en más grupos… En efecto, puede ser desesperante, y precisamente porque WhatsApp y las aplicaciones de mensajería fueron confeccionadas para ser agresivas en sus notificaciones.

El dilema de los grupos

La mensajería instantánea requiere también una atención instantánea y es aquí donde nos topamos con el principal problema: de alguna manera, los usuarios han llevado al límite las funciones de WhatsApp convirtiendo los grupos en auténticos nidos de cotorras sin control.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba