Tecnología

¿Cómo se produce el espionaje (y se puede evitar) a través del sistema Pegasus?

Redacción.- El programa Pegasus de la empresa israelí NSO, que supuestamente sirvió para espiar a activistas, periodistas y opositores del mundo entero, es un sistema muy sofisticado que explota constantemente las vulnerabilidades de los teléfonos móviles inteligentes (smartphones).

-¿Cómo funciona el programa de espionaje de NSO?-
Una vez se introduce en el teléfono móvil, Pegasus exporta los datos del usuario (correos electrónicos, mensajería, fotografías, etc) hacia páginas de internet creadas por NSO, que se renuevan constantemente para evitar ser detectadas.

Es “como si dejarais vuestro teléfono en manos de otra persona”, advierte Alan Woodward, profesor en ciberseguridad de la Universidad de Surrey (Reino Unido).

Esta transmisión de información pasa completamente desapercibida para el usuario y es muy difícil encontrar cualquier prueba de este espionaje en los teléfonos Android. Por este motivo, la investigación de Amnistía Internacional, revelada el domingo, se basó en móviles Apple.

-¿Cómo se piratea el teléfono de la víctima?-

En su controvertido pasado, muy bien documentado por Amnistía, NSO utilizó SMS trampa, bugs en Whatsapp, en iMessage, Apple Music…

Hace unos años, se requería una acción del usuario, como clicar en un enlace, para que se produjera el pirateo del teléfono.

Pero ahora ya ni siquiera se necesita este gesto del propietario para que Pegasus pueda introducirse en su smartphone.

-¿Cómo NSO encuentra fallos en los teléfonos para introducirse en ellos?-
Con más de mil empleados, NSO es una gran empresa que tiene contratados a piratas informáticos de élite y esto le permite encontrar constantemente fallos en los teléfonos para introducirse en ellos.

Según expertos, también suele recurrir al “mercado negro” en el que investigadores en ciberseguridad, con muy poca moral, suelen comercializar las fallas que sirven como puerta de entrada.

Las fallas más apreciadas se conocen como “zero days” y se trata de errores que nadie antes había detectado y que resultan difíciles de solucionar.

Según Bastien Bobe, director técnico en el sur de Europa de Lookout, editora de un programa de protección de smartphones, los “zero days” más valiosos pueden comercializarse por hasta 2 millones de dólares en iOS (sistema operativo de Apple) y 2,5 millones en Android.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba