Editorial

Confianza en la JCE

El presidente de la Junta Central Electoral (JCE) ha ofrecido garantía de que las elecciones municipales de febrero transcurrirán de manera fluida, con el voto automatizado en 18 municipios, donde se concentra el 62% de los electores, y en las otras localidades, con sufragio físico, aunque con uso de aplicación móvil para cuadrar los resultados de los votos preferenciales.

Lo señalado por el doctor Julio César Castaños Guzmán tiene su sustento en que operarán 16,032 mesas o colegios, en vez de las siete mil 372 que funcionaron durante las primarias de octubre y que será menor el número de aspirantes, además de que se incluye un solo nivel de votación.

Se reciben como una dosis de alivio las buenas nuevas ofrecidas por el titular de la JCE, quien junto a tres miembros del pleno y otros funcionarios de ese organismo, acudieron como invitados especiales al almuerzo semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.

En el encuentro con directivos de la JCE se habló de la exclusión de más de 147 mil personas fallecidas del padrón electoral y de más de tres mil por suplantación de identidad, además de la instalación de un centro de llamadas que recogerá las denuncias sobre compra de votos, acción calificada como deleznable por Castaños Guzmán.

El liderazgo político debería reflexionar en torno al criterio externado por los miembros del pleno de la JCE, de que el voto automatizado fortalece la democracia política porque es más rápido, eficiente, sencillo y seguro, aunque candidatos y partidos señalan que se presta al fraude electoral.

Se resalta también el criterio de las autoridades electorales, de que los delitos electorales sean judicializados a los fines de tipificar como delito penal la compra de votos, sobre los cuales no se registran denuncias formales en anteriores procesos electorales.

Lo expresado por los miembros del organismo electoral Castaños Guzmán, Roberto Saladín, Rosario Graciano y Henry Mejía sobre las elecciones municipales invita al optimismo, al diálogo y a la confianza en que la Junta Central Electoral garantizará la celebración de elecciones limpias, transparentes, fluidas y concurridas.

Todos los actores políticos, el Gobierno y la sociedad civil deberían acompañar al organismo electoral en la difícil tarea de organizar este año dos elecciones que representan el gran salto hacia adelante en el fortalecimiento de la democracia política.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba