Internacionales

Conozca hombre que le cortaron la lengua tras efecto secundario de coronavirus

ESTADOS UNIDOS. Hablar y comer no eran una opción para Anthony Jones. Ni siquiera podía cerrar la boca.

Después de meses de intubación luchando contra el COVID-19, Anthony fue diagnosticado con macroglosia, un síndrome lengua extremadamente agrandada que hace imposible tragar y hablar.

Pasó 12 horas al día acostado boca abajo durante tres semanas para reparar sus pulmones. Mientras el tratamiento le devolvía la salud y la respiración, su lengua permaneció agrandada, extendiéndose más allá de sus labios y barbilla.

Y ninguno de los especialistas en atención médica en su ciudad natal de Lake City, Florida, pudo diagnosticar o curar la lengua de Anthony.

«Nadie sabía qué hacer», recuerda su esposa, Gail. «Todos los médicos negaban con la cabeza».

No fue hasta que descubrió a un cirujano a 800 millas de distancia, en Houston, que Anthony pudo comenzar a esperar un futuro mejor, uno en el que sonreír sería una posibilidad nuevamente.

Anthony, trabajador de un servicio de ambulancia privado, regresó a casa de un turno de verano una noche con fiebre alta y dolores corporales. Para el 2 de julio, se sentía tan enfermo que fue a la sala de emergencias para hacerse la prueba del coronavirus.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba