Belleza

Consejos y remedios naturales para detener la caída del pelo.

La alopecia o calvicie es una enfermedad capilar que se produce por factores hereditarios, pero también como producto de una deficiencia nutricional, trastornos de salud o estrés, entre otros.
Los hombres son los que más tienden a desarrollar este problema, sin que esto quiera decir que las mujeres no lo puedan padecer.
En la antigüedad se pensaba que se trataba de un trastorno incurable y no quedaba más remedio que resignarse o adquirir una peluca para disimularlo.
Sin embargo, con el pasar de los años y las investigaciones realizadas, en su mayoría por la industria estética, se pudo determinar que hay algunos tratamientos y hábitos que pueden prevenir y combatir este problema para dar lugar al crecimiento saludable del pelo.
En la actualidad es mucho lo que se puede hacer para hacerle frente a esta condición y lograr mantener una melena abundante y hermosa.
Si bien puedes hacer uso de los tratamientos comerciales, también es bueno que conozcas las alternativas naturales que pueden ser bastante interesantes. ¿Te interesa?
Consejos para detener la caída del cabello
Antes que aplicar cualquier remedio para tratar la caída del pelo, es importante poner en práctica algunas recomendaciones para obtener óptimos resultados.
Identificar la causa
Muchos factores pueden estar influyendo en esta afección y es importante hacer algunas consideraciones para poder darle un tratamiento completo.
Entre sus posibles causas se pueden encontrar, entre otras:
Hongos
Anemia
Depresión
Ansiedad
Estrés
Falta de nutrientes
Lee también: 11 alimentos que te ayudarán a combatir la ansiedad y el estrés
Tomar agua
Agua colon
La hidratación general del cuerpo tiene mucho que ver con la salud capilar, ya que influye en la buena circulación y la absorción de nutrientes.
Por esta razón, se recomienda tomar como mínimo 2 litros de agua al día y disminuir el consumo de bebidas azucaradas o con alto contenido de cafeína.
Mejorar la dieta
Los nutrientes que aportan los alimentos son esenciales en la formación y fortalecimiento del pelo. Asegúrate de incluir en tu dieta aquellos alimentos ricos en vitamina A, C y E, minerales como el calcio, zinc, hierro y potasio, proteínas y ácidos grasos como el omega 3.
Evitar el uso de elementos de calor
El uso frecuente de elementos de calor como la pinza, las planchas o el secador, entre otros, acaba con los aceites naturales del pelo y da lugar al problema de caída.
Cortar las puntas regularmente
Cuando las puntas están abiertas, resecas y sin vida lo mejor es cortarlas de forma regular para que se dé con normalidad el proceso de oxigenación capilar.
Remedios naturales para detener la caída
Complementando los consejos anteriores vale la pena considerar alguno de los siguientes remedios naturales para ponerle fin a esta afección.
1. Agua de coco
Este líquido dulce y refrescante que viene en el interior de los cocos es una fuente de proteínas y compuestos antioxidantes que pueden actuar de forma positiva en el cuero cabelludo.
Consigue agua de coco 100% natural y utilízala como un enjuague o tónico capilar.
2. Cebolla
El jugo de cebolla contiene compuestos activos que mejoran la circulación en el cuero cabelludo y estimulan la producción de colágeno para un cabello más fuerte y sano.
Corta en rodajas dos o tres cebollas, procésalas para obtener su jugo y aplícalo por todo el cuero cabelludo, dejándolo actuar por 30 minutos.
Romero
Tanto la infusión como el aceite de romero funcionan como un buen tratamiento para mejorar el estado del cabello a nivel general.
Gracias a sus propiedades, combate la caída, previene la aparición temprana de canas y estimula su crecimiento.
Preparación
Coloca a hervir unas cuantas hojas de romero en un litro de agua, déjalo reposar y utiliza el líquido como último enjuague del cabello, todos los días.
Visita este artículo: Remedios con romero para mejorar la circulación
Jugo de uva roja con miel contra la caída del cabello
La jugoterapia es una excelente manera de complementar los tratamientos tópicos contra la caída, ya que impulsa las funciones del organismo y le proporciona al cuerpo los nutrientes que necesita para trabajar.
Este jugo de uva roja con miel está diseñado para tratar la caída del cabello, ya que sus compuestos antioxidantes mejoran la circulación y sus vitaminas nutren el pelo.
Ingredientes
1 racimo de uvas rojas
Miel
Preparación
Separa las uvas del racimo y córtalas por la mitad, sin extraer las pepitas.
Incorpora las uvas a la licuadora y bátelas, sin añadirles nada más.
Echa el jugo resultante en un vaso y, una vez servido, añádele un poco de miel.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba