Destacada

Construcción de canal en río Masacre es privada; gobierno haitiano no tiene poder para detenerla.

El presidente Luis Abinader manifestó que el Gobierno haitiano está en desacuerdo con la construcción de un canal en el río Dajabón o Masacre pero bajo el contexto actual, en que se encuentra Haití, se declaró sin poder para detener la obra ilegal.

Durante La Semanal con la Prensa, Abinader reveló que el canal es privado y es construido por grupos empresariales y políticos que tienen el interés de llevar el agua hasta sus fincas.

El mandatario no reveló los nombres de quienes están detrás de este ilícito, pero indicó que dispuso la prohibición de la entrada de estos a suelo dominicano.

Que la infraestructura hídrica esté siendo construida por un sector privado incontrolable por las autoridades haitianas hace que la solución del problema sea difícil para el gobierno dominicano que desde ya planea la reactivación del canal La Aduana, el diseño de la presa de Don Miguel y Artibonito como medidas técnicas para detener las pretensiones del empresariado haitiano involucrado

No obstante, Abinader señaló que la construcción aún no ha causado daños a la República Dominicana porque no ha sido conectado al río Masacre y para realizarlo deberían adquirir varias bombas centrífugas.

«No podemos permitir que incontrolables de un país hagan lo que se les dé la gana«, dijo Abinader ante la posición del Gobierno haitiano, que se declaró sin poder para controlar al grupo de empresarios y políticos detrás de la obra.

A organismos internacionales

El mandatario dijo que contempla denunciar el hecho ante instancias internacionales, aunque indicó que el problema tiene un componente Sui géneris que en otras circunstancias debería ser resuelto por el país donde se comete la violación de derechos territoriales de otro país.

Recalcó que se mantiene en comunicación con el gobierno haitiano dirigido por Ariel Henry. «No tenemos problemas con el gobierno haitiano«, aclaró al tiempo de indicar que el cuerpo consular dominicano se mantendrá en Haití hasta tanto se emitan otras medidas.

Medidas contra construcción de canal

A falta de un interlocutor válido en Haití, la solución del problema ha sido difícil para el Gobierno dominicano que desde hoy anunció la toma de seis de medidas.

·         Mantener el cierre total de la frontera por Dajabón y, si el conflicto no se resuelve antes del jueves, cerrar completamente la frontera para el comercio terrestre, marítimo y aéreo.

·         Suspensión definitiva de la entrada al país de todos los involucrados en el conflicto.

·         Detener la emisión de visados a ciudadanos haitianos hasta nuevo aviso.

·         Reactivar la Toma de la Aduana en el río Dajabón, en el inicio del canal La Vigía, como una medida a corto plazo para garantizar el abastecimiento de agua a los productores dominicanos.

·         Comenzar el proceso de construcción del proyecto de la presa Don Miguel como una solución definitiva a largo plazo. El diseño de esta obra comenzó el año pasado y se estima que la construcción llevará unos 30 meses, con un costo aproximado de 2,700 millones de pesos. La licitación comenzará de inmediato».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba