Editorial

Cultura de paz

 Editorial La Información

El Consejo Dominicano de la Unidad Evangélica implora a los dominicanos, en especial a los políticos, que aúnen voluntades para establecer una cultura de paz en República Dominicana; ese es el reto que deben afrontar los sectores nacionales en este 2020.

Una prioridad por la paz es que la Junta Central Electoral garantice elecciones transparentes y democráticas sustentadas en el respeto a la voluntad popular; esa misión debe prevalecer en los comicios municipales en febrero y las congresuales y presidenciales pautadas para mayo de este año.

Las autoridades que sean electas, de su lado, deben aprovechar la confianza que depositen los electores y llegar a las instituciones públicas con vocación y la disposición de trabajar por el bienestar social.

Quienes resulten favorecidos para dirigir los ayuntamientos deberán encarar con responsabilidad las tareas esenciales para transformar a las corporaciones edilicias en rectoras de los municipios, ejecutar programas que respondan a las necesidades básicas de la gente y lograr una alianza con el sector privado alrededor de una agenda por el crecimiento integral de los municipios y elevar la calidad de vida de los munícipes.

Mientras que los senadores y diputados que resulten elegidos para el período 2020-2024, deberán legislar para rescatar la confianza del Congreso Nacional y aprobar leyes favorables para la colectividad y sancionar proyectos que están engavetados como la Ley de Agua y el Código Penal.

Tendrán el encargo de deliberar para que en el Presupuesto de Ley y Gastos Públicos se incluyan las partidas indispensables que se requieren en cada provincia para propiciar su pleno desarrollo.

El presidente que resulte electo tendrá que despertar un espíritu de optimismo y motivar la unidad nacional en aras de emprender acciones patrióticas con el propósito de superar el atraso y el subdesarrollo, porque solo así el país evolucionará hacia la transformación social, política y económica.

Y los dominicanos deberán ejercer una ciudadanía responsable con un voto consciente, lo que implica que acudan a las urnas a elegir a hombres y mujeres que muestren disposición para poner en marcha políticas públicas eficaces y eficientes.

Será pertinente, entonces, que los funcionarios de los poderes Municipal, Congresual y Ejecutivo decidan unir esfuerzos contra la corrupción, la criminalidad, el desempleo, la pobreza, insalubridad e iniquidad, porque solo así habrá paz social.

Respeto a la Constitución y las leyes, institucionalidad, adecuada aplicación y administración de justicia, garantía de los derechos humanos y el bien común son competencias apremiantes para la estabilidad y la tranquilidad de la población.

Que se trabaje, pues, por una cultura de paz en República Dominicana.

Congratulaciones

El Centro Educativo Integral Cometas de Esperanza, de Santiago, obtuvo el Gran Premio Nacional a la Calidad que otorga el Ministerio de Administración Pública, por su excelente desempeño en la formación de talentos y la promoción de valores.

Congratulaciones para la familia de la institución académica, porque se han reconocido sus cualidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

“Honrar, honra”, esa sentencia de José Martí, se les puede aplicar a los ejecutivos del MAP, porque exaltan a quienes dignifican la función pública.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba