Editorial

Debilidades en la persecución

La distancia que ha puesto el Poder Ejecutivo de las líneas de acción del Ministerio Público para que ejerza con independencia respondió a un reclamo ciudadano contra los manejos titiriteros que anteriormente mediatizaban objetivos persecutorios.

En el entendido de que puede hacerse mucho más desde el Estado para llegar a las raíces de la impunidad y desterrarla gradualmente, el presidente Luis Abinader anunció ayer medidas adicionales de reforzamiento contra el peculado.

Deben cobrar relieve funciones preservadoras de los bienes del Estado mediante la aplicación de normas éticas y de controles en materia de gastos e inversiones, en adición a las tareas que desempeña una ya más diligente Dirección de Compras y Contrataciones.

La transparencia y el libre acceso a la información pública para auscultar interioridades ministeriales constituyen conquistas pendientes. Pura teoría en la gestión anterior.

Debe lograrse que la Contraloría General de la República, ahora mejor orientada, disponga de todos los recursos que le permitan descubrir a tiempo irregularidades e ilegalidades en aplicaciones del presupuesto; y urge sacar de infuncional postración a la Cámara de Cuentas, renovando su alta jerarquía y creando condiciones que intensifiquen la labor fiscalizada a través de auditorías regulares y minuciosas con una estructura de ejecución competente en su profesionalidad y recursos que garanticen efectividad.

Reconocimientos muy merecidos

El doctor Félix Antonio Cruz Jiminián ha dedicado su carrera y su vida al altruismo. Todo lo que con abundancia sale de su mano derecha extendida hacia los pobres para servir nunca es conocido por su mano izquierda.

Su establecimiento de salud, que ha ido superándose con el paso de los años, está abierto a cualquier persona, aún sin dinero. No solo para sanarse; frecuentemente también para salvar la vida.

No extraña entonces que dos entidades al mismo tieimpo le expresaran ayer sendos reconocimientos.

Expresiones de homenaje nacidas espontáneamente del pueblo mismo. ¡Doctor, continúe en tan encomiable misión de buen samaritano que incluye servir de canal a ayudas humanitarias de distintas procedencias que usted logra para los seres humanos que tocan sus puertas a cualquier hora.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba