Editorial

Decisiones

Ayer miércoles cualquier paseante por el Conde escuchaba en los altavoces de los establecimientos que normalmente tienen sintonizada música… las retransmisiones de los programas dedicados a las audiencias sobre los casos de corrupción que han acaparado la atención de la audiencia esta semana.

Es un ejemplo de hasta qué punto la ciudadanía quiere una real lucha contra la corrupción.

Las decisiones que anunció ayer el presidente de la República abarcan sectores, como el de la publicidad estatal, plataformas, como la posibilidad de ver en tiempo real el estado de las licitaciones o concursos y las nóminas y reformas del corpus legal que llegan hasta la Constitución. Sintoniza con la voluntad de la calle, pero por encima de todo, entronca con la necesidad de salvar la democracia dominicana de un estado de aceptación de la corrupción como el estado natural en el que se dan las cosas.

El presidente Abinader dio anoche un discurso valiente, de decisiones que alguien tenía que tomar. Este es el momento idóneo para hacerlo.

A nadie le ha funcionado posponerlas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba