Editorial

Deplorable

Los días finales de diciembre nos obligaron a poner nueva vez la mirada en los hechos de violencia contra la mujer. El último fin de semana se vio ensangrentado por la agresión a cuatro mujeres, una de ellas asesinada, incluso cuando ya estaba bajo “protección” de una unidad de la Policía.

Ahora con el inicio del año 2020, el papa Francisco nos convoca a volver la mirada hacia los daños sufridos por las mujeres durante el período pasado. Su condena no puede ser más categórica, en la primera misa en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, donde denunció la violencia, la humillación y las ofensas que sufren las mujeres, observando que el trato hacia ellas es una forma de medir el nivel de humanidad.

Palabras extraordinarias que los dominicanos debemos asimilar. Las escenas de agresiones y muertes contra nuestras mujeres hablan de la clase de seres que somos. Podemos considerarnos las mejores personas del mundo, pero ese cobarde y estúpido comportamiento nos delata. Precisamente, no terminábamos de escribir esta nota cuando nos informaron que otras tres mujeres fueron ultimadas por sus parejas el primer día del año: Una en Río San Juan, provincia María Trinidad Sánchez, otra en Ocoa y una en Los Mameyes, en Santo Domingo Este. Una cuarta se salvó en tablitas en Sosúa, Puerto Plata, de la ira de su marido que la acuchillaba en el barrio Maranatha, y afortunadamente los vecinos acudieron en su auxilio.

El año pasado fueron asesinadas alrededor de 80 mujeres a mano de hombres. Aquí la violencia contra la mujer se ha enfocado desde diferentes perspectivas, desde el seno de la familia, la escuela, las secuelas sociales e históricas que dan lugar a las desigualdades, y con ellas, las actitudes que las asumen como dependencia o propiedad de los hombres. O cuando no, como objeto de uso conveniente en la política, el marketing o los negocios.

Deplorable que ni al inicio del año tuviésemos tiempo para imaginarnos un mundo sin violencia contra la mujer.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba