Destacada

Desafíos del PRM hacia las elecciones de 2028: ¿Quién será el próximo candidato presidencial?.

Santo Domingo, 3 junio – El Partido Revolucionario Moderno (PRM) se enfrenta a un gran reto de cara a las elecciones de 2028, tras la declaración del presidente Luis Abinader de que no se postulará para un nuevo mandato presidencial, una decisión también respaldada por la Constitución. La tarea de seleccionar un nuevo candidato que asegure la continuidad del PRM en el poder y preserve el legado de la presidencia de Abinader se perfila como el mayor desafío para el partido de gobierno y su líder.

Abinader tiene varias opciones a considerar en este proceso: impulsar un delfín, mantenerse neutral o maniobrar para frenar a cualquier figura que no considere adecuada para sucederlo. La claridad de Abinader sobre su decisión de no volver a presentarse puede incentivar a los aspirantes a la presidencia dentro del PRM a presentar temprano sus proyectos presidenciales.

Consciente de la magnitud de este desafío, Abinader ha abordado el tema en distintos escenarios. En su última entrevista antes de las votaciones del 19 de mayo con elCaribe y CDN, expuso su visión sobre la sucesión en el poder y el papel que jugará en el proceso.

«El PRM tiene una cantera de líderes que están preparados y se han preparado mucho más, y que lo van a hacer mejor que yo, de eso yo no tengo dudas; y nosotros tenemos que quitar del pensamiento el hombre o la mujer indispensable, no hay hombre ni mujer indispensable; y el verdadero líder es el que prepara esa sucesión, el que prepara a esos que lo van a sustituir, los prepara que hagan lo mejor en la administración pública, y el PRM tiene una cartera de líderes excelentes; lo que yo si voy a hacer con ellos, voy hablar para decirles que debemos hacer un protocolo de estas aspiraciones que no afecten ni al partido ni afecte el gobierno; hay quienes dicen que espere, que a los dos años, pero eso es imposible lo que hay que tener es las reglas claras y yo estoy muy optimista y nosotros vamos a estar ahí para moderar”, declaró.

Concluido el proceso electoral, se da por hecho que el presidente Abinader sostuvo una reunión-almuerzo con un grupo de precandidatos del PRM, aunque los detalles del encuentro y los participantes permanecen en el ámbito de la especulación. Sin embargo, tras el 23 de mayo, muchos dirigentes del PRM han declarado que ahora es temprano para tratar el tema de la sucesión y que la prioridad es contribuir al éxito del nuevo mandato de Abinader. Entre los que se han pronunciado en este sentido figuran Yayo Sanz Lovatón, David Collado, Roberto Fulcar, Ulises Rodríguez y Gloria Reyes.

En diferentes ocasiones, Abinader ha reiterado su decisión de no volver a postularse para la presidencia, considerándolo un legado de su administración. También ha manifestado su intención de impulsar una reforma constitucional que establezca mecanismos para evitar que cualquier presidente en ejercicio pueda cambiar la Constitución para seguir en el cargo. Esta propuesta ha sido resistida por la oposición, especialmente por Leonel Fernández, quien considera que las razones dadas por Abinader no justifican una convocatoria a la Asamblea Nacional para modificar la Carta Magna.

El artículo 124 de la Constitución establece que «El Poder Ejecutivo lo ejerce el Presidente o la Presidenta de la República, quien será elegido o elegida cada cuatro años por voto directo. El Presidente o la Presidenta de la República podrá optar por un segundo período constitucional consecutivo y no podrá postularse jamás al mismo cargo ni a la Vicepresidencia de la República».

Desde 1996, la presidencia ha recaído en cuatro figuras: Leonel Fernández, Hipólito Mejía, Danilo Medina y Luis Abinader. En 1996, Joaquín Balaguer se vio obligado a dar paso a una nueva figura debido a restricciones constitucionales y escogió a Leonel Fernández del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para sucederlo. Fernández se enfrentó a desafíos similares en 2000 y 2012 cuando la Constitución le prohibía presentarse nuevamente como candidato presidencial. En ambas ocasiones, la sucesión recayó en Danilo Medina. El PLD perdió las elecciones en 2000, pero retuvo el poder en 2012.

En el caso de Hipólito Mejía, cuando le tocaba entregar el poder en 2004, prefirió modificar la Constitución para buscar la reelección, lo que resultó en su derrota ante Leonel Fernández y el PLD. Esta lucha política también provocó una división interna en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), afectando a figuras clave como Hatuey de Camps.

Danilo Medina también enfrentó esta situación en dos ocasiones. En 2016, logró impulsar una reforma constitucional que le permitió un segundo mandato, el cual ganó con un 62% de los votos, logrando una contundente victoria congresual y municipal. Sin embargo, para las elecciones de 2020, Medina se vio nuevamente inhabilitado por la Constitución y optó por apoyar a Gonzalo Castillo como candidato del PLD, quien perdió las elecciones, resultando en una división interna del partido y la salida de Fernández y otros dirigentes.

El PRM deberá renovar sus autoridades en 2026, según lo establecido por sus estatutos y en cumplimiento con la ley de Partidos Políticos. En este contexto, el presidente del PRM, José Ignacio Paliza, ha aclarado que no tiene intenciones de participar como precandidato presidencial. En cambio, la secretaria general y alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, se perfila como una de las principales figuras presidenciables del PRM, junto a David Collado y Yayo Sanz Lovatón, este último también secretario nacional de finanzas del partido. Los estatutos del PRM prohíben a quienes ocupan los cargos de presidente y secretario general aspirar a la candidatura presidencial mientras ocupen esos puestos.

Las autoridades del PRM fueron reestructuradas en 2022, en un proceso que incluyó la elección de nuevos miembros de la Dirección Ejecutiva y tres vicepresidentes, así como la actualización de diversas secretarías.

Un solo candidato en FP

En la Fuerza del Pueblo (FP), Leonel Fernández se mantiene como la figura hegemónica. La organización política creada en 2019 ha participado en las dos últimas elecciones con Fernández como su único candidato presidencial, elegido de manera unánime en ambas ocasiones. A pesar de su edad avanzada, Fernández sigue siendo una figura central en la estrategia electoral de la FP, aunque algunos observadores consideran que podría ceder el paso a nuevas figuras, como su hijo Omar Fernández, quien recientemente ganó la Senaduría del Distrito Nacional.

“No nos sentimos derrotados”

La semana pasada, Leonel Fernández se reunió con los presidentes de partidos y movimientos aliados a la Fuerza del Pueblo en las elecciones pasadas para evaluar los resultados obtenidos. Fernández enfatizó que, aunque no lograron la victoria presidencial, los aliados lograron un avance importante y no se sienten derrotados. La Fuerza del Pueblo obtuvo la segunda mayoría en la Cámara de Diputados con 29 escaños, tres en el Senado, y un 28% en la votación general a la Presidencia. Además, obtuvieron cuatro posiciones como diputados al Parlamento Centroamericano, igualando al PLD.

Con datos de El Caribe

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba