Editorial

Desafuero contra la democracia

La decisión de los alcaldes y concejales de Puerto Plata y Barahona, mediante la cual se autoaumentaron sus salarios hasta en un 50 %, constituye un grosero atropello a la democracia y una burla contra la población.

Además, los ediles se colocan al margen de la Constitución y el sistema jurídico, porque el artículo 146 de la Carta Magna inhabilita a funcionarios electos legislar para beneficio propio.

Se trata, a todas luces, del uso abusivo del poder en detrimento de los ciudadanos, en vista de que se desvían recursos públicos con fines personales y eso es incons­titucional, por tanto, es ilegal e ilegítima el alza de los sueldos de quienes fueron electos para dirigir los ayuntamientos de Puerto Plata y Barahona.

Una muestra clara de la indelicadeza de las citadas autoridades, es la posición de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), en la que plantea que los alcaldes y regidores de los ayuntamientos que se aumentaron el salario violaron la Constitución de la República y las leyes, en razón de que se establece que nadie puede legislar para su propio provecho.

No hay dinero para garantizar el servicio de recogida de basura, mantenimiento de los parques, alumbrado eléctrico de calles y avenidas, cuidado de los cementerios, limpieza del sistema vial, trazar el desarrollo urbano, bacheo de las vías terrestres, controles sanitarios, organización del tránsito, promoción del arte y la cultura, programas deportivos y regular el funcionamiento de los mercados; sin embargo, aparecen fondos  para incrementarse los ingresos a alcaldes y concejales.

Es inaceptable que los ediles  sancionen resoluciones que implementen lucros propios, puesto que se distancian de la ley sustantiva y de los intereses de la colectividad, en virtud de ello, deben dejar sin efectos la subida de los estipendios.

Resulta improcedente la actitud de los funcionarios municipales, ya que han decidido elevarse los sueldos en un momento en que la pandemia COVID-19 causa estragos en el país, lo que se expresa en la multiplicación de  muertos e infectados,  crisis socioeconómica y en la producción general, suspensión de cientos de miles de trabajadores, precariedades en el sistema de salud y retroceso de la economía.

Frente al desatino de los concejales es recomendable unir a las fuerzas vivas y sensatas de la nación alrededor de una cruzada en procura de contrarrestar el desafuero municipal contra la demo­cracia.

Desafíos de los estadounidenses

Tras el asalto al Capitolio, en Estados Unidos, por seguidores del presidente Donald Trump, quienes fueron estimulados por el jefe del Estado, los estadounidenses deben asumir con responsabilidad los desafíos que tienen por delante para preservar la democracia e institucionalidad.

Al admitir por primera vez su derrota y asegurar un traspaso de mando, el próximo miércoles 20 de este mes de enero de 2021, pacífico y ordenado, Trump des­peja la tensión que ha prevalecido desde hace meses y crea las condiciones para que el demócrata Joe Biden pueda gobernar sin tropiezos y sin traumas.

Serán tareas urgentes de los demócratas, restablecer la unidad del pueblo, combatir el coronavirus y fortalecer la democracia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba