Editorial

“Desavenencia constructiva”

La democracia crece y florece cuando existe un clima de “desavenencia constructiva”, es decir, donde no existe una unanimidad impuesta y las diferencias de criterio (las desavenencias), son canalizadas por métodos e instituciones que fomentan el diálogo en busca de resultados reconocidos como razonables y provechosos para la comunidad.

Esta última parte es lo que hace al diálogo constructivo: crear soluciones para los problemas que agobian a la comunidad.

Ahora mismo, los dominicanos nos encontramos en medio de una crisis electoral provocada por un hecho inédito: la suspensión de las elecciones municipales.

Es bueno que se haya comenzado a dialogar sobre ello y que se hayan abierto investigaciones sobre lo sucedido, pero es más importante aún que avancemos hacia la construcción de soluciones al problema.

El primer paso se dio: tendremos nuevas elecciones y se está investigando lo que pasó. La labor ahora es cómo fortalecer un sistema para que esos fallos no vuelvan a repetirse. En esa construcción es que debemos enfocarnos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba