Opinión

Dicotomía: ¿Ahuyentar o Atraer inversiones?

Aquiles Olivo Morel

¿Porque razón América Latina (AL) no atrae inversiones como lo hacen otros países fuera de esta latitud, con similares o peores  condiciones? ¿Hay obstáculos invisibles, fuera del alcance de la clase política, empresarial y las fuerzas productivas, aun no identificados obrando para impedir la captación de estos capilales, capaces de establecerse en cualquier lugar, donde se le garanticen las condiciones mínimas para obtener rentabilidad?

Los pronósticos de los Organismos Internacionales para AL en el recién iniciado 2022 dan cuenta de ser la región donde el crecimiento estimado no garantizará la lucha real para disminuir la pobreza, como se proponen algunos gobiernos. Mientras otras regiones crecerán sostenidamente por encima del 5% y  6%, en esta parte del mundo será donde menos inversores vendrán.

¡Increíble! El África Subsahariana mostrará mejor desempeño, muy a pesar de existir en algunos países conflictos armados de gran magnitud.

Y ¿Quiénes realizan estas proyecciones? Precisamente los Organismos Internacionales y las instituciones crediticias: Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), agencias calificadoras de riesgos y el propio Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aquí están los números, la economía de los Estados Unidos crecerá 5.2%; China el gigante asiático sigue sorprendiendo se proyecta un crecimiento para 2022 de 5.6%; Europa un 4.3%; Oriente Medio y Asia Central un 4%; África Subsahariana 3.8%; mientras América Latina y el Caribe 3%.

Para el FMI, quien realiza estas investigaciones “Será un año malo para la región”. Países como Perú, Chile, Colombia y Brasil, con un comportamiento económico sorprendente, en estos últimos años, su economía estará por debajo del 4%. Probablemente Colombia alcance el 3.7%, el más prometedor de la AL.

Los culpables: Los políticos con tendencias izquierdistas y la derecha con un populismo a ultranza constituyen la principal amenaza para mirar las oportunidades de un nuevo orden emergente, donde la localización de muchos países podría servir para amortiguar la crisis de las materias primas y los contenedores.

Los Organismos Internacionales (OI) evaluadores, al realizar estas proyecciones piden a la clase política a mirar con detenimiento estos estudios. Propugnan por la construcción de nuevos acuerdos y herramientas de monitoreo, capaces de vislumbrar oportunidades. Países como México, Nicaragua, Cuba, Venezuela y Argentina deberán reinventarse para poder vadear estas nuevas realidades.

Según ellos la dificultada de atraer inversiones de estos países, creando las garantías para el establecimiento de fábricas no les permitirá  la reducción de la pobreza, mucho menos el crecimiento económico  esperado para contrarrestar las necesidades de unos Estados cada vez más atrapados en las vorágines inflacionarias.

En la Republica Dominicana (RD), por el contrario la claridad de la actual gestión de ampliar la capacidad hotelera e identificar sistemáticamente las condiciones para permitir que estos capitales puedan encontrar un clima favorable, explica el desempeño de una economía cuya resultado inmediato la coloca en la segunda posición en AL.

En los días que discurren la dicotomía entre las elites políticas  debe circunscribirse a lograr los consensos entre los actores para impulsar la llegada de nuevos capitales a establecerse en RD, como una consecuencia de estas facilidades. No será de otra manera! El camino para alcanzar empleos y evitar los efectos nocivos de la inflación se encuentra entre ahuyentar las inversiones y atraerlas. Ahí está la clave para robustecer la subsistencia en un mundo golpeado severamente por los efectos de la covid19.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba