Editorial

Dinamismo final

Aún con la imprudencia incluida, es obvio que la intensidad de los tapones en el Gran Santo Domingo es un reflejo de las actividades económicas de estos días finales del año 2019. Lo mismo está pasando en las principales urbes de la República Dominicana.

Hay mucho dinero por el salario de Navidad en manos de las personas que salen a comprar y a procurar servicios de todas índoles, generando tapones por todos lados, a toda hora y cada día.

También hay que observar que, pese a los casi 30 mil agentes anunciados para el plan de seguridad, nunca será suficiente para cuidar a cada uno de nosotros. Tomemos precauciones para no ser víctimas de los delincuentes, que igual se activan en coyunturas como la actual.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba