Salud

“Dios y el Coronavirus”

Por. Michael Vargas

Santiago,RD.- Tomando la palabra como fuente autorizada de las declaraciones con que recién se ha despachado el titular de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus de que ya no hay tiempo para cubrirnos ante el avance y la avalancha despiadada y mortal del CORONAVIRUS, y agregándole que este viernes se elevó el riesgo de expansión global de “alto” a “muy alto” tras detectarse el primer caso en el África Subsahariana, la última región del planeta donde por ahora no se habían dado casos, nos hace pensar lo imaginable. Pero a la vez, nos preguntamos para dónde irdónde correr, dónde podemos escondernos. A quién acudir.

En China, donde se originó la enfermedad, las autoridades han informado de que ya son 2.788 las víctimas mortales y 78.824 los casos de contagio en el territorio continental, de los que más del 80% han tenido lugar en Hubei, provincia a la que pertenece Wuhan.

Otros países y ciudades del mundo ya han reportado casos de cientos de contagiados y decenas de muertos. En América Latina (Brasil México), presentan dos casos de contagio del coronavirus. Ayer jueves llegó a La Romana, República Dominicana, un crucero con 1.512 pasajeros,donde ocho de ellos, eran sospechosos del virus. Finalmente el barco no ancló y fue devuelto, procedente de Bahamas.

Y, es aquí donde inclinamos nuestra cabeza hacia arriba mirando al cielo, el cual duramos mucho tiempo sin contemplarlo debido a nuestra preocupaciones terrenales y afanes del día a día. Una vez viendo su azul entre líneas grises y nubes turbulentas, siempre nos deja el espacio de un rayo de luz para ver lo que hay más allá. Claro, no lo podemos ver, pero sí imaginar. Es esa brecha que el cielo nos deja para suplicarle a alguien más grande que nos nosotros, quien y sin por él, nada pasa.

Amiga y amigo, si ha llegado hasta este escrito, tal vez con algunas faltas ortográficas, pero sí, cargado y corregido con mucho amor espiritual, no ha sido por coincidencia. Es tiempo de aprovechar esta abertura de luz y pedirle a Dios por nuestra nación dominicana para que impida el acceso de esa enfermedad a esta tierra que se identifica con “Dios, Patria y Libertad” y de otros países y potencias del mundo que están padeciendo del Coronavirus. Decirle a ese que todo lo da en su justo momento, que cuide de nosotros,de nuestra familia y que nos permita ser mejores personas consigo mismo y nuestro entorno.

Él es nuestro único refugio, que no siendo terrenal, podemos alcanzarlo y cubrirnos bajo su manto. Porque su manto, es infinito como su amor para con nosotros. Tú te preguntarás el por qué te escribo esto, recuerda que Dios se manifiesta de muchas maneras y nos utiliza desde el ambiente en que nos desenvolvemos.

Si, debemos de tomar las medidas de los profesionales de la salud y acudir al hospital en alguna duda del virus, pero no te olvides de orarle a Dios antes de ir al médico, porque al final, él es nuestro antídoto y refugio, el refugio de la salvación. Dios te bendiga.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba